Sergey Brin también quiere volar

El cofundador de Google y actual presidente de Alphabet está creando su propia aeronave

Al igual que Larry Page, CEO de Alphabet y cofundador de Google que invirtió en Kitty Hawk, una moto acuática voladora, Sergey Brin también está desarrollando, aunque en secreto, una aeronave que le permita volar. Pero el formato es totalmente distinto al de su compañero.

Según anunció la agencia Bloomberg, el proyecto "secreto" de Brin es una versión moderna de un globo dirigible o un zepelín. Construirlo llevaría alrededor de tres años y estaría escondido la mayor parte del tiempo en un gran hangar del centro de investigación de Ames de la NASA, no muy lejos de los cuarteles generales de Alphabet en Mountain View (California). Estas instalaciones pertenecían a la NASA, que las utilizó pasa crear aviones militares desde su creación en 1939, pero en 2015 fueron adquiridas por Brin.

Cuatro individuos involucrados en el proyecto —que prefirieron el anonimato debido a la privacidad de todo el asunto— dijeron que el enorme esqueleto de metal de la aeronave ocupa prácticamente todo el espacio. Sin lugar a dudas, se trata de algo masivo.

Todo indica que Alan Weston, ex director de programas de la NASA, está a cargo del proyecto, aunque él mismo no lo confirmó. Sin embargo, hace unos años Weston mencionó su búsqueda de métodos más eficientes de transporte. Un globo, precisamente, flota en el aire sin gastar energía. El prototipo del zepelín en el que están trabajando funcionaría mediante helio, a base de un mecanismo de pulmones artificiales, y sería capaz de llevar hasta 500 toneladas de carga. Todavía no se revelaron detalles sobre sus futuros usos, pero se piensa que estará orientado al transporte de mercancías, aunque también puede llevar personas.