Semáforos en el suelo para alertar a usuarios de móvil

Serán instalados en los cruces de tranvía para evitar accidentes
La ciudad de Augsburgo, en el sur de Alemania, es la segunda en sumarse al proyecto pionero lanzado en Colonia (oeste) de incorporar semáforos especiales en el suelo en algunos cruces de tranvía para llamar la atención de aquellos peatones absortos en las pantallas de sus teléfonos inteligentes.

Así, ambas ciudades han colocado en algunas paradas de tranvía unas franjas de luces LED en el margen de los raíles con el fin de atraer la mirada de los viandantes que no prestan atención al tráfico y evitar de esta manera accidentes graves e incluso mortales.

En Augsburgo, el sistema ha sido incorporado por el momento en dos paradas de tranvía utilizadas principalmente por escolares y universitarios, precisa el diario "Süddeutsche Zeitung".

Las luces rojas comienzan a parpadear en el momento en que se acerca un tranvía y el semáforo para los peatones se pone en rojo.

Las empresas de gestión del transporte de ambas ciudades estudian ahora si esta tecnología es eficaz y si tendría sentido instalar sistemas adicionales en más puntos.

Según una encuesta reciente del organismo certificador DEKRA realizada en seis capitales europeas -Amsterdam, Berlín, Bruselas, París, Roma y Estocolmo-, casi el 17% de los peatones utiliza su teléfono móvil cuando camina por la calle.

Así, casi el 8% de los 14.000 viandantes observados escribían mensajes mientras cruzaban la calle, otro 2,6% llamaba por teléfono, alrededor del 1,4% hacía las dos cosas y el 5% restante llevaba auriculares sin hablar, por lo que probablemente escuchaba música, revela el estudio.

El "Süddeutsche Zeitung" recuerda que en marzo pasado una menor de 15 años perdió la vida en la capital bávara, Múnich, al ser arrollada por un tranvía cuando miraba su teléfono móvil y escuchaba música con auriculares mientras cruzaba la vía.

En Witten, en el estado federado de Renania del Norte-Wesfalia, un peatón de 19 años, que también lleva auriculares, murió al ser arrollado por un tranvía en agosto pasado.

En Augsburgo, la ciudad que se ha sumado ahora al proyecto, se han registrado también dos accidentes con tranvías, aunque los viandantes implicados resultaron únicamente levemente heridos.

Fuente: EFE