Seis trucos para fotografiar el encanto de la primavera

Sacale el máximo provecho a la estación más colorida del año con estos consejos que se aplican a cualquier cámara
Los días se vuelven más largos, el calor del sol empieza a hacerse sentir, las plantas florecen y los insectos abundan: empezó la primavera. Así tengas un smartphone, una cámara compacta o una profesional es un buen momento para salir a experimentar.

Pero no todo es flores y pajaritos. También podés aprovechar las lluvias típicas de la primavera para salir a capturar los verdes de las plantas después de un chubasco o las gotas de agua con un acercamiento.

Con la colaboración del editor de fotografía de El Observador, Armando Sarotrotti, Cromo seleccionó seis consejos para que tengas en cuenta y puedas capturar el esplendor de la recién comenzada estación.

Antes que nada, Sartorotti recomendó dos pasos previos, que son ventilar la cámara y limpiar su lente. Sacarlos a tomar aire puede salvarlos de sus peores enemigos, los hongos.

Para sacar el polvillo primaveral que se acumula en tus equipos, no es necesario gastar en químicos o herramientas costosas. Basta con una pera de goma para removerlo de la superficie. Después de empañar el cristal con tu respiración, pasá una servilleta de papel tisú por el cristal haciendo movimientos circulares desde el centro hacia afuera.

Si querés aprovechar la cámara del celular, ahorrate los pasos previos y pasá a la acción. Para ello, tomá en cuenta los diferentes puntos de vista, la iluminación, los colores y la edición. Luego, disfrutá del hermoso resultado.

Arriba y abajo


Intentá cambiar tu punto de vista, por ejemplo, fotografiando a las flores desde abajo, como las vería un insecto. Pero también mirá para arriba. Los árboles florecen y pueden sorpenderte por su combinación con el cielo y las nubes.

Paisajes


Dos momentos ideales para aprovechar la luz natural son el amanecer y atardecer. Recordá usar las líneas naturales del paisaje y considerá la regla de los tercios: dividí la imagen en una grilla de 3x3 y poné lo importante en las intersecciones.

Acercate con cuidado


Las flores y los insectos van a estar en ebullición y, si querés acercarte para capturarlos con el lente, lo mejor es sostenerte en alguna superficie. Las fotos de cerca son las que más peligro corren de salir movidas.

¿Cuándo usar el flash?


No hay nada como la luz natural, es cierto. Pero cuando el sol o una luz fuerte está detrás del sujeto al que se quiere captar, es bueno darle una iluminación extra. El resto del tiempo intentá aprovechar la luz natural.

Colores fuertes.


La primavera se caracteriza también por sus precipitaciones. Nada mejor para fotografiar que el día después, cuando el clima está seco y hay menos bruma en el ambiente, lo que hace que los colores se vean más intensos.

Editá.


Si la foto no quedó como querías, mejorala con un programa de edición como Adobe Photoshop. Ajustá niveles para que el blanco y negro queden equilibrados. Para dar más intensidad en los colores, los podés saturar, aunque solo un poco.

Comentarios