Seis mitos sobre el cerebro

Falsas creencias que se instalan en la conciencia colectiva pero que no tienen ningún sustento científico
A veces, el problema es el lenguaje; en otras ocasiones, se malinterpretaron los resultados de un estudio científico. El resultado: creencias falsas que se instalan en el decir popular, pero que no tienen sustento científico.

Solo se usa el 10% de la capacidad del cerebro

Como si el cerebro funcionara igual a una memoria RAM, se suele decir que los humanos no lo explotan al 100%. Sin embargo, ni siquiera se conoce qué sería aprovechar ese 100%. "Ya estamos usando todo el cerebro", explicó Francesco Rossi, biólogo y presidente de la Sociedad de Neurociencias del Uruguay. "Lo cierto es que desconocemos hasta dónde puede llegar el desarrollo cognitivo", agregó Daniel Olazábal, investigador de la Facultad de Medicina.

Al dormir, el cerebro se pone en pausa

Las neuronas no descansan. Durante el sueño, el cerebro trabaja para guardar la información que se recibe en la vigilia. Algo así como en la consolidación de las memorias. La etapa más activa del sueño se conoce como REM.

El consumo de alcohol mata neuronas

El consumo excesivo puede generar daño, pero no mata neuronas. Sí altera el funcionamiento de muchas áreas y, a niveles altos, puede dañar de forma irreversible la conexión entre estas células, con consecuencias graves.

Un golpe en la cabeza recupera la memoria

El golpe que cura una amnesia es habitual en las telenovelas. Pero es solamente ficción. Lo que sí puede ocurrir es que un golpe en la parte posterior de la cabeza cause ceguera. Esto se explica porque en el lóbulo occipital del cerebro está la parte que tiene que ver con la visión y el daño en esa zona puede tener repercusiones en la vista.

Un cerebro más grande implica más inteligencia

Falso. No hay una relación entre tamaño y capacidades intelectuales. Lo que importa es la estructura y las conexiones dentro del cerebro. Además, es difícil coincidir en un concepto de inteligencia. "Si la inteligencia es la capacidad de adaptarse, entonces la cucaracha es mucho más hábil que nosotros", apuntó Rossi.

Las neuronas no se pueden regenerar

Si bien no todas las neuronas pueden lograrlo, hay algunas áreas del cerebro en las que se crean nuevas células, por lo tanto, sí se regeneran. El descubrimiento de la neurogénesis implicó un antes y un después en las ciencias biológicas.