Se abre una investigación antimonopolio contra Apple Music

A tres días de su lanzamiento, autoridades de EEUU informaron que se están analizando los acuerdos con los sellos discográficos

Los nuevos acuerdos de Apple con los sellos discográficos están siendo analizados por las autoridades estatales estadounidenses cuyas investigaciones a la industria de los libros electrónicos terminaron hallando culpable al fabricante del iPhone de connivencia con las editoriales para fijar los precios.

El martes se conoció la noticia de que existe una "investigación en curso" por parte de la oficina del Fiscal General de Nueva York sobre la música en streaming, solo un día después de que Apple lanzase su nuevo servicio Music en un evento en San Francisco. El Fiscal General de Connecticut está trabajando con su homólogo de Nueva York en la investigación.

La investigación sigue a un proceso similar por parte de la Comisión Europea sobre los acuerdos de Apple con las discográficas.

Las dos autoridades antimonopolio de EEUU están realizando un extenso análisis de las negociaciones de licencias de la industria discográfica sobre la música en streaming, a raíz de que los competidores potenciales de Apple Music expresasen su preocupación y de un caso previo que implicaba al servicio de libros electrónicos de la compañía de la manzana.

Sobre la mesa está si Apple instó a las discográficas a que retirasen su apoyo al modelo gratuito financiado mediante publicidad que ofrecen Spotify y YouTube, de Google, algo que podría considerarse anticompetitivo.

El nuevo caso salió a la luz después de que el Fiscal General de Nueva York publicase una carta en Internet de abogados en representación de Universal Music, el mayor de los tres grandes sellos discográficos.

En su carta, el grupo de entretenimiento propiedad de Vivendi aseguraba que no estaba conspirando con Sony Music, Warner Music o Apple "para impedir la disponibilidad de servicios de música en streaming gratuitos o financiados por publicidad", o restringir sus acuerdos con otros servicios en streaming.

"Esta carta forma parte de una investigación del negocio de la música en streaming, una industria en la que la competencia ha derivado recientemente en nuevas formas de que los consumidores escuchen música", explica Matt Mittenthal, un portavoz del Fiscal General de Nueva York, Eric Schneiderman. "Para preservar estos beneficios, es importante garantizar que el mercado siga desarrollándose libre de conjuras y otras prácticas anticompetitivas".

Apple no quiso pronunciarse sobre la carta de Universal o sobre si las mismas autoridades habían contactado con ellos.

Universal aseguró que "comparte el compromiso del Fiscal General con un mercado sólido y competitivo de servicios de música en streaming" y que sus garantías habían abordado los temores inmediatos de las autoridades.

"Entendemos que, con estas exposiciones, el fiscal general no tiene intención de seguir investigando [a Universal Music] a este respecto", añadió.

El lanzamiento de la nueva aplicación Music de Apple está previsto para el 30 de junio y tendrá un precio de 10 dólares mensuales, el mismo que servicios similares de firmas como Spotify, Rdio y Deezer pero sin opciones gratuitas más allá de un periodo de prueba de tres meses. Apple también ofreció un nuevo plan familiar por 15 dólares que no está disponible en otras compañías, aunque Spotify asegura que tiene previsto lanzar una oferta similar.

En 2013, un tribunal de apelación de Nueva York ratificó la conclusión del Departamento de Justicia de EEUU, que señalaba que Apple había jugado un "papel central" a la hora de conspirar con cinco editoriales para subir los precios de los libros electrónicos en su tienda iBooks, que compite con Kindle de Amazon. El año pasado, Apple accedió a pagar hasta 400 millones de dólares a los consumidores como parte del acuerdo.

La juez del distrito Denise Cote nombró al abogado Michael Bromwich para que controlase el cumplimiento de Apple de las normas antimonopolio. El tribunal rechazó el mes pasado el intento de Apple de quitar a Bromwich pese a alegar que era demasiado agresivo en su supervisión y que cobraba honorarios elevados. Apple hizo de Music el punto fuerte de su Conferencia Mundial de Desarrolladores del lunes.

"La música online se ha convertido en un complicado desorden de aplicaciones, servicios y páginas de Internet", señalaba durante el lanzamiento del servicio Jimmy Iovine, el cofundador de Beats que trabaja ahora para Apple tras su adquisición por 3.000 millones de dólares el año pasado. "Apple Music reúne en un solo lugar las mejores características para una experiencia que cualquier amante de la música apreciará".


Vía Expansión


Fuente: Expansión

Populares de la sección