Satélites hechos en Uruguay

La empresa argentina Satellogic comenzará a fabricar plataformas espaciales

Satellogic, la compañía argentina que se dedica a desarrollar nanosatélites -plataformas espaciales muy pequeñas que envían información en tiempo real- eligió Zonamerica para instalar su fábrica. Un equipo técnico trabaja en los detalles que permitieron comenzar en el segundo semestre del año con la manufacturación y el ensamblado de estas plataformas especiales, que serán testeadas en el mismo lugar.

En noviembre de 2014 Café & Negocios informó que la empresa estaba evaluando instalar su fábrica en Uruguay, por su buen régimen de importación de componentes y exportación de productos finales, la mano de obra calificada, el marco jurídico, la estabilidad institucional y porque ya trabajaba con personal uruguayo, según enumeró Pablo Garfinkel, director de la uruguaya Tokai Ventures –compañía que invirtió en Satellogic–.

El plan de negocios de la empresa prevé que en tres años haya cientos de satélites en el espacio, lo que permitirá generar una constelación con la magnitud necesaria para brindar un servicio de imágenes de alta calidad y bajo costo en tiempo real.

"Nuestro objetivo es democratizar el espacio, posibilitar el acceso a imágenes de cualquier parte del mundo en óptimas condiciones", explicó el director de Administración y Finanzas de Satellogic, Maximiliano Waissbein.

La fábrica ocupará una superficie de 860 metros cuadrados, donde se desempeñarán ingenieros y expertos en electrónica. Allí se instalarán salas limpias, preparadas en forma especial para tener bajos niveles de contaminación. El lugar será equipado con la maquinaria necesaria para el montaje de subsistemas de satélites y para la realización de tests destinados a garantizar que no haya daño ambiental.

El trabajo de fabricación, montaje y testeo se hará en Uruguay, mientras que las tareas de investigación y desarrollo mantendrán su base en Argentina. Los satélites serán enviados al espacio a medida que sean ensamblados, ubicándolos a una distancia promedio de 500 kilómetros de la Tierra, donde quedarán en órbita permanente.

"Las posibilidades de uso de las imágenes son infinitas. Se trata de ofrecer una visión satelital que puede ser de utilidad para el agro, como para monitorear pozos de petróleo, detectar derrames, o para cubrir cualquier otra necesidad que en el momento ni siquiera llegamos a imaginar", explicó Waissbein.

La empresa, que ya tiene en el espacio tres satélites fabricados en Argentina, ofrecerá sus servicios de imágenes satelitales a partir del lanzamiento del primer satélite uruguayo fabricado en Zonamerica en el primer trimestre de 2016.