Samsung quiere el trono de Apple en tabletas

Con el lanzamiento de dos tabletas dentro de la nueva familia Galaxy Tab S, la compañía surcoreana pretende imitar el éxito de los smartphones que son hoy su buque insignia


Samsung ha lanzado un "falta envido" a Apple en el mercado de las tabletas. El objetivo de la compañía surcoreana es recortar distancias para arrebatar a la firma de la manzana el trono mundial en este rubro, tal como ya lo hizo en el de los smartphones.

Para ello, Samsung ha presentado una nueva familia de equipos de gama alta, Galaxy Tab S, con un diseño más atractivo que otros modelos de la marca y buenas prestaciones. La idea es replicar la estrategia que tan bien le ha funcionado en los smartphones, donde la familia Galaxy S se ha convertido en el buque insignia de la marca y en el pilar de sus beneficios.

Con un mercado saturado de competidores, la incógnita es cuánto tiempo podrá mantenerse Apple como líder. En 2013, la compañía que reinventó este mercado con el iPad se dejó 13 puntos porcentuales. En el primer trimestre de 2014, Apple vendió 16,4 millones de tabletas, una cifra inferior en un 16% a la de un año antes. La compañía se mantiene líder con un 32,5% de cuota, ocho puntos menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Mientras, Samsung, segunda del ránking mundial, elevó su participación del 17,5% al 22,3%, lo que le sitúa a diez puntos de Apple, de la que el año pasado la separaban 23 puntos de cuota, según IDC.

Samsung no lo tendrá fácil. Primero, porque el mercado se está ralentizando (creció un 3,9% en el primer trimestre, según IDC) dado que los usuarios no cambian de tableta igual de rápido que de móvil. Además, hay otras alternativas como las phablets y, a medio plazo, los híbridos. Además, los fabricantes chinos vienen pisando fuerte con una propuesta de precios agresivos.

Galaxia de nuevas tabletas


Samsung ha revisado a la baja en al menos dos ocasiones sus previsiones de ventas de tabletas para 2014, que han pasado de los 100 millones de unidades iniciales a unos 60 millones. Al igual que en móviles, la coreana cuenta con una amplia oferta que cubre todos los segmentos y gamas de precio, con equipos desde las 7 a las 12,2 pulgadas, y configuraciones que abarcan desde modelos para niños hasta equipos profesionales.

La compañía pondrá a la venta en julio dos modelos de la nueva familia. Las Galaxy Tab S tienen 8,4 y 10,5 pulgadas, con pantalla Super Amoled de alta resolución (2.560 x 1.600 píxeles), con la que asegura que da un salto en la reproducción de los colores y que, además, incluye una tecnología que mejora la visualización en exteriores.

Las tabletas, que incorporan lector de huella digital, son muy finas (6,6 milímetros) y ligeras (294 gramos la más pequeña y 465 gramos la de 10,5 pulgadas). Se incluye una función que permite a los usuarios recibir llamadas tras sincronizar la tableta con el smartphone, en la tendencia que ya anunció Apple para su sistema operativo móvil iOS 8 y software para computadoras Mac, OS X Yosemite.

 

Vía Expansión.

Populares de la sección

Comentarios