Samsung matará a todo Note 7 que no haya sido devuelto

Una actualización forzosa de software impedirá que cargue la batería

Samsung anunció que comenzará a "matar" de forma definitiva todos los Galaxy Note 7 que todavía siguen en las manos de usuarios y que ponen en peligro su bienestar. Esto será mediante una actualización forzosa que impedirá que pueda cargar de nuevo su batería.

Antes de fin de mes, Samsung deshabilitará todo Galaxy Note 7 que no ha sido devuelto a la compañía, de acuerdo con The Korea Herald.

Samsung dijo al medio coreano que la recolección de las unidades avanza bien y está casi finalizada; en Corea del Sur, por ejemplo, ya se ha recogido el 97% de unidades distribuidas.

Samsung realizó una recolección del Note 7 en todo el mundo después de que a fines de agosto pasado se reportaron explosiones del teléfono debido a problemas en el diseño y manufactura en las baterías.