Samsung invierte US$ 111,5 millones en Sharp

El gigante surcoreano es ahora dueño del 3% de la empresa japonesa, una participación que le asegura su suministro de grandes pantallas de LCD e incomodar a Apple
Samsung Electronics anunció el miércoles que invertirá US$ 111,5 millones en Sharp para asegurar su suministro de grandes pantallas de LCD.

El acuerdo da a Samsung una participación del 3% en Sharp, con sede en Osaka, y un suministro de grandes pantallas de LCD para televisión. Samsung indicó en una declaración que la inversión fortalecerá el negocio de Sharp de pantallas LCD. La empresa surcoreana, conocida por su teléfono inteligente Galaxy y sus tabletas, dijo que no participará en la gerencia de Sharp.

La inversión supone un refuerzo para la firma japonesa, que ha intentado recaudar capital. Las acciones de Sharp subieron un 14,1% en la bolsa de Tokio.

La fabricante de pantallas de televisión Igzo y Aquos se ha visto en apuros financieros debido a la competencia de Corea del Sur y China, y su capacidad de realizar grandes inversiones de capital necesario en el reñido mercado de las pantallas de LCD.
La inversión de Samsung también evitará que Apple tenga un acceso exclusivo a Sharp", dijo Jeff Kang, un analista de Daishin Securities en Seúl

Sharp ha negociado con la firma taiwanesa Hon Hai Precision Industry, llamada también Foxconn, para recaudar capital pero sin éxito. Sharp anunció en diciembre una inversión de unos US$ 106 millones de Qualcomm para desarrollar conjuntamente nuevas tecnologías.

Sharp tiene una planta de LCD en Kameyama y en Sakai, en Japón y produce pantallas pequeñas y de mediano tamaño para teléfonos inteligentes así como grandes pantallas de televisión.

El acuerdo con Samsung ayuda a Sharp en su producción de pantallas, entre cuyos clientes figuran la rival de Samsung, Apple, y la propia Samsung, aunque la empresa surcoreana recibe la mayor parte de sus pantallas de su filial Samsung Display Co.

Sharp pronosticó una pérdida récord de US$ 5.000 millones en su ejercicio que concluye el 31 de marzo y ha intentado reducir costos y reorganizar el negocio, en parte perjudicado al haber invertido en plantas caras en Japón que fabrican paneles cuyo precio ha bajado de forma notable en el extranjero.

Frenar a Apple


La compra también podría incomodar a Apple al presionar la capacidad de una planta que produce pantallas para el iPad y el iPhone 5. Analistas e investigadores de la industria estiman que Sharp es el segundo mayor proveedor de Apple tras LG Display.

"La inversión de Samsung también evitará que Apple tenga un acceso exclusivo a Sharp", dijo Jeff Kang, un analista de Daishin Securities en Seúl.

Comentarios