Samsung ahora busca pleitos con los japoneses

La empresa más grande de Corea del Sur va tras el mercado las fotocopiadoras, que mueve US$ 32.000 millones anuales, y donde Canon es la compañía líder
Samsung está a punto de terminar el que otrora fuese terreno de predominio japonés.

El decenio pasado venció a marcas locales como Sony y Panasonic en televisores, chips de memoria y teléfonos celulares. Ahora la empresa más grande de Corea del Sur pone en la mira a sus rivales, incluso Canon, en el mercado de fotocopiadoras, que mueve US$32.000 millones anuales. ¿El arma? Los chips, que son tan poderosos como los que funcionan en el iPhone, de Apple.
Samsung se volvió el centro de la tormenta. Las fabricantes japonesas tienen mucho interés en saber cuáles son sus planes y muchas de ellas ya comenzaron a prestar atención”, ", dijo Tomoko Mitani, analista principal de Garnter

El nuevo foco constituye un golpe a la industria electrónica japonesa, que actualmente padece precios bajantes. A su vez, la competencia contra rivales coreanos y productos icónicos de Apple hicieron obsoletas tecnologías que alguna vez fueron revolucionarias, como el walkman de Sony.

Aún recuperándose del impacto por las pérdidas récord, las empresas japonesas no están en condiciones de contraatacar en una situación en que el yen se fortalece. Samsung, que ahora es la asiática más importante de productos electrónicos de consumo, ya tiene más de US$ 80.000 millones en utilidades acumuladas en el último decenio, lo que la hizo surgir como la fabricante de teléfonos, televisores y chips más grande del mundo.

“Samsung se volvió el centro de la tormenta", dijo Tomoko Mitani, analista principal de Garnter, con sede en Tokio, empresa que hace investigación en la industria. "Las fabricantes japonesas tienen mucho interés en saber cuáles son sus planes y muchas de ellas ya comenzaron a prestar atención”, agregó.

El plan comienza a develarse en el mercado de las fotocopiadoras, entre las que se cuentan las que son multifunción, con escaneo y fax, máquinas del tamaño de un barril, ideales para los rincones de las oficinas.

Poderoso chip


La empresa lanzó nuevas fotocopiadoras e impresoras color láser con un procesador de 1 gigahertz, que es lo mismo que la energía computacional que hace funcionar al iPhone 4S. Para Samsung, el equipo es el primero en usar chips que tengan esa velocidad con dos núcleos de procesamiento, en condiciones de realizar tareas más rápidamente que los que tienen núcleos simples (single cores, en inglés).

Samsung dice que su primera fotocopiadora color en usar papel A3 puede imprimir dos veces más rápido que los modelos comparables.

Los chips que Samsung desarrolló para las fotocopiadoras no guardan relación con los litigios en materia de propiedad intelectual que mantiene con Apple. El 24 de agosto, la tecnológica con sede en la ciudad de Cupertino, California, ganó más de US$1.000 millones en concepto de indemnización por daños y perjuicios, después de que un jurado en los Estados Unidos llegara a la conclusión de que Samsung había plagiado el iPhone. Samsung fabrica los procesadores que se usaban en los iPhone y iPad.

Ambas empresas se demandan desde abril del año pasado, ya que aspiran a imponer su predominio en el mercado mundial de teléfonos inteligentes, que Bloomberg valuó en US$219.100 millones el año pasado.

Ahora, Samsung apunta al centro de un mercado donde Canon, de Tokio, Ricoh y otras dos empresas japonesas concentraban el 49% de las ventas mundiales el año pasado, según informa Gartner.

Comentarios