¿Salmones o humanos?

El uso intensivo de antibióticos en salmones podría generar el nacimiento de superbacterias

Hacinados en aguas del sur del país, donde fueron introducidos artificialmente hace décadas, los salmones chilenos logran sobrevivir con el uso de antibióticos contra la bacteria 'Piscirickettsia salmonis', dando vida a la segunda producción a nivel global, solo detrás de Noruega.

"Utilizamos en Chile 500 veces más antibióticos que en Noruega. Y esto es básicamente porque en Noruega han sabido controlar sus enfermedades", dijo a la AFP Liesbeth van der Meer, directora interina de la organización ecologista Oceana-Chile.

Hace un mes, a petición de Oceana, la justicia chilena ordenó hacer públicos la cantidad y el tipo de antibióticos utilizados por la salmonicultura en el último año, en el primer paso para transparentar un hermético manejo de la industria.

"Hay centros, hay empresas que no están controlando las enfermedades (...) y es porque hay un aumento de las densidades que no es controlado", advirtió. En la última década, 2010 fue el año con menor uso de medicación con 143,2 toneladas de antimicrobianos para tratar a una cosecha anual de 466.857 toneladas (0,031%).

Mientras que en 2015 se utilizaron 557,2 toneladas de medicación en una producción de 846.163 toneladas (0,066%), según el informe difundido por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura. Una cantidad que sería la necesaria para poder controlar las patologías, según se defiende la industria.

"El antibiótico que usan tiene que ser recetado por un veterinario y no se puede dar de manera preventiva, solamente cuando aparece la enfermedad", dijo a la AFP Felipe Sandoval, presidente de Salmón Chile, que representa a la mayoría de los productores chilenos. "El avance tecnológico nos va a ayudar a minimizar el uso de químicos en otros lugares o antibióticos en Chile, es cuestión de tiempo", consideró Sandoval.


Fuente: AFP