S6 Edge+: en el camino del lujo funcional

El nuevo modelo de Samsung resulta ser la mezcla perfecta de ingeniería, estética y practicidad
No pasó ni un año desde que Samsung decidió vestir a sus nuevos celulares de materiales suntuosos para multiplicar el atractivo de su tecnología ya sólida, hasta que llegó esta nueva partida de excelentes diseños, hijos directos de versiones anteriores. El nuevo S6 Edge+ ya está en Uruguay desde el jueves 24, poco más de un mes después de que fue lanzado internacionalmente junto con el Note 5.

Con el nuevo S6+ la empresa se reafirma en una línea que había impuesto (las phablets, esos híbridos entre celulares y tabletas) pero también vestido de fiesta. Envuelto en una carcasa de aluminio serie 7000, el mismo que se usan para construir aviones y bicicletas todo terreno, y con pantalla y su parte trasera esculpida en Gorilla Glass 4 (un estándar de resistencia, aunque está claro que nada es irrompible), este es un gran celular que no da la sensación de "zapato". Es, además, una pieza de precisión a nivel técnico y un objeto de deseo desde el punto de vista estético.

Partiendo desde este punto –un celular algo más grande pero que no lo parece-, la marca coreana decidió afirmarse en el concepto que inauguró con el Galaxy S6 y S6 Edge: un aparato con tecnología irreprochable que incluye un poderoso procesador, una cámara impecable que todavía le da ventaja sobre la competencia y una pantalla cinematográfica. Es decir, ofrece más de lo mismo, pero con énfasis en más, empezando por las 6 décimas de pulgada que lo separan de su progenitor el S6 Edge (5.1" vs 5.7").

Este pequeña gran diferencia de tamaño es la base para una nueva experiencia; para los descreídos de las phablets, entre los que hasta ahora me incluía, el nuevo niño mimado de Samsung se revela como una pieza de ingeniería práctica y para nada aparatosa. Es decir, apenas se nota la diferencia en dimensión y eso no es un espejismo sino una lograda combinación entre diseño y tecnología. Al tomar un gran celular de 5.7" en la mano el peso no sorprende negativamente (pesa unos 150 gramos, 20 menos que el iPhone Plus) y la manipulación es sencilla y dinámica.

Gran parte de esta sensación proviene de lo fino que es el teléfono; y en ese aspecto hay buenas y malas: con sus 6,9 milímetros de grosor, es muy liviano, pero también parece escaparse de las manos ante algún movimiento brusco, una característica que comparte con su competidor el iPhone 6 y que conspira contra la supervivencia de las costosas pantallas, aunque el fabricante en este caso alega que el Gorilla Glass 4 le da un 35% más de resistencia que versiones anteriores.

La pantalla Super Amoled permite ver contenidos en Quad HD, es decir, la resolución HD x 4. Si nunca entendió que es SuperAmoled, le trasmito la explicación sencilla que me dio Nicolás Vargas, master trainer de la marca en Uruguay: muchos celulares usan pantallas que serían como una tele LCD, mientras que el Super Amoled es el LED de los móviles.

Lanzamiento de Galaxy S6 Edge+ y Galaxy Note 5

Además, esta tecnología permite que el brillo de la pantalla se adapte automáticamente según las condiciones de luminosidad del ambiente (ver Piques). Pero la belleza cuesta: su carcasa de aluminio, pantalla y parte trasera son una maravilla pero atraen a las huellas dactilares como un imán, un efecto no apto para obsesivos compulsivos de la prolijidad.

La pantalla curva, que le da nombre al Edge, se potencia en funcionalidades en esta nueva edición, porque además de permitir acceder desde allí a los contactos favoritos, también deja ingresar directamente a apps.

Batería velozA la hora de buscar diferencias, la batería es una de las que más pesan. La "maldición" de los smartphones parece ser que cuanto son más poderosos, menos duran prendidos, una ecuación que el S6+ logra revertir mejorando la performance de su antecesor. Además de durar bastante más que otros celulares de su gama, también se carga rápidamente; Samsung promete –y lo comprobé– pasar de 0 a 100% en 90 minutos en caso de que se use el cargador de pared, lo que se extiende a 120 minutos si en cambio se prefiere el cargador inalámbrico de carga rápida que se lanzó junto con el nuevo modelo (si usted tiene un modelo anterior de cargador inalámbrico tardará casi tres horas).

Una ventaja constante de Samsung está en las cámaras de fotos que, en este caso, se mantienen
con 16MP y 5MP, en la mejor gama del mercado. El sensor de 16MP de la cámara principal permite una apertura del lente de f/1.9 para aprovechar la luminosidad del ambiente y, sobre todo, reproduce imágenes más realistas.

Para mejorar el diseño y mantener el grosor en su mínimo indispensable, Samsung, como Apple, tuvo que resignarse a que la cámara sobresalga de una manera incómoda y algo peligrosa porque puede rayarse con más facilidad.

En su conjunto el nuevo S6 Edge continúa en la línea de diseño+tecnología+funcionalidad en una hipérbole que parece no tener fin y que Samsung, con este lanzamiento, se encarga de mantener en la vidriera de sus productos estrellas.


Piques


-Para lograr que el brillo de la pantalla se ajuste automáticamente según la luminosidad del ambiente –esto es ideal en ambientes con sol directo– hay que activar en Ajustes la función Pantalla Adaptable.

-El S6+ permite transmitir directamente desde la cámara vía YouTube. Se puede grabar con Full HD y sin tope de tiempo.

-Con un triple clic en el botón de inicio es posible achicar toda la pantalla, una función que puede resultar cómoda para las personas de manos chicas. Hay que activar la función en Configuraciones de pantalla.

-Ya es tradicional que se pueda acceder a la cámara de fotos sin necesidad de desbloquear el teléfono pero en este caso Samsung renueva la rapidez: con un doble clic en el botón de inicio, la cámara se abre en 0,6 segundos. Ideal para no perderse "el" momento del nene.

-Samsung se asoció con Microsoft para brindar almacenamiento en la nube, vía OneDrive, de hasta 130 GB.

- On Circle permite realizar ciertas funciones directamente desde la pantalla de inicio con los contactos definidos como favoritos, como enviar un mail o mandar fotos o emoticones.

-Una buena opción para mejorar la productividad es utilizar el protector que incluye un teclado físico. Cuando se le agarra la mano es definitivamente más rápido y preciso teclear así.

Acerca del autor