Robots inspirados en el origami se despliegan solos y se van caminando

Inspirado en el arte japonés, este invento investigadores de la Universidad de Harvard podría ser usado para la exploración espacial, actividades de rescate o incluso para la producción en fábricas


Inspirados en el origami, el arte japonés del papel plegado, investigadores estadounidenses crearon un robot que promete revolucionar el sector, tanto en la Tierra como en el espacio: luce plano como una hoja hasta que parece cobrar vida, se despliega y se va caminando.

Este nuevo tipo de robots podría, un día, ser usado para la exploración espacial, deslizarse bajo escombros en labores de rescate o acelerar la manufactura en líneas de ensamblaje, dijeron expertos este jueves. Si bien la comercialización de esta máquina aún está a años luz, el informe publicado en la revista especializada Science señaló que los últimos avances abren la vía a un nuevo género en el mundo de la robótica personalizada.
De la misma manera en que usted puede tener un documento de Word, cambiar algunas palabras y simplemente volverlo a imprimir,  puede tomar el plan digital del robot, cambiar un par de cosas y volverlo a programar", dijo el investigador Sam Felton a la prensa

En primer lugar, el material es barato: cuesta sólo 100 dólares. Pero, además, este robot puede reprogramarse fácilmente para realizar distintas tareas, dijo Sam Felton, investigador del instituto tecnológico Wyss de ingeniería y de la escuela de ciencias aplicadas de la Universidad de Harvard.

"De la misma manera en que usted puede tener un documento de Word, cambiar algunas palabras y simplemente volverlo a imprimir,  puede tomar el plan digital del robot, cambiar un par de cosas y volverlo a programar", dijo Felton a la prensa.

El diminuto robot está formado de capas, algunas de papel, una intermedia de cobre con una red de conductores eléctricos grabados y una capa exterior hecha de un polímero con memoria que se pliega y se despliega cuando se calienta.

Una vez que las baterías y el motor se activan, el robot se despliega a sí mismo de una forma bastante parecida a los juguetes infantiles Transformers, y se escabulle como un cangrejo. Felton dijo que el costo total del equipamiento utilizado para desarrollar este robot fue de alrededor de US$11.000.

El robot-origami en sí mismo cuesta cerca de US$80 con baterías y motor, más US$20 por los materiales. "Si tuviera que fabricar otro, me costaría US$100", dijo Felton.

La investigación fue financiada por la National Science Foundation, el Wyss Institute de Harvard y la rama de investigación científica de la Fuerza Aérea estadounidense. Los creadores esperan presentar su trabajo en el sexto encuentro internacional de origami en ciencia, matemáticas y educación en Tokio, del 10 al 13 de agosto.

Comentarios