Robots para ayudar en casa

Aún están en estado bruto, pero pronto serán capaces de cocinar la cena o limpiar las habitaciones
Si bien los robots que interactúan de manera sencilla con las personas existen desde hace tiempo, ahora las empresas están diseñando unos más capacitados para que convivan con el usuario y ayuden en las tareas de la casa.

En Japón, Pepper es el que espera pegar fuerte; de hecho, en junio se vendieron mil unidades en menos de un minuto. Se trata de un robot humanoide que conversa, gesticula, baila y recibe a los clientes de una tienda.

Pero para triunfar los robots tendrán que demostrar su utilidad además de su encanto.

"Un robot que solo canta y baila no va a venderse demasiado bien", dijo Rodney Brooks, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU) y cofundador de iRobot.

Si de robot útiles se habla, iRobot fabrica la aspiradora Roomba; ésta se comercializa en Uruguay desde US$ 600 por el modelo más básico.

Roomba.PNG

Este dispositivo fue diseñado para limpiar todo tipo de suciedad, desde migas hasta pelo de mascotas, de manera automática. Por si esto fuera poco, la empresa también desarrolló Scooba que, además de aspirar, rocía el piso con un producto limpiador y luego lo seca. Su precio en Uruguay es US$ 800.

Si bien estas máquinas son un gran avance para la robótica industrial, tienen una deficiencia: no interactúan con los usuarios. Y los consumidores de estas tecnologías están dispuestos a construir una relación con los robots domésticos, según Rodney Brooks.

Simpático, emocional y conversador es Jibo, el robot social desarrollado por una empresa radicada en Cambridge (EEUU) y que estará a la venta a partir del año que viene. A pesar de ser animado e interactivo, Jibo, al igual que el monolítico y austero Echo de Amazon, ofrece las mismas funciones que los smartphones y las tabletas.

Así que si estás buscando un robot que cocine o limpie las ventanas tendrás que esperar un tiempo más.


Pepper

Pepper

El motor emocional es lo que identifica a este pequeño robot que habla, suspira, se pone contento y se asusta. Por medio de una cámara estereoscópica, Pepper estudia los gestos y el rostro de quien interactúa con él para saber de qué hablar. Los más interesados en este robot son empresas para que realice tareas de recepción y familias para que acompañe a niños y ancianos.

Jibo

Jibo

El tono de su voz y su simpatía hacen que el usuario sienta que está en compañía de un pequeño amigo. Jibo toma selfis, realiza video-llamadas, cuenta historias a los niños antes de dormir e incluso, sugiere "trucos de cocina". Es que este robot es capaz de reconocer lo que hace el usuario y brindarle algún consejo. Los desarrolladores pretenden extender sus funciones.

Echo

Echo

Se hace llamar Alexa y realiza tareas básicas en respuesta a distintas órdenes por voz al igual que Siri o Cortana. Se le puede pedir que informe sobre el clima o que busque datos en internet. Además, envía mensajes, controla el reproductor de música y gestiona la agenda. Se espera que pronto sea capaz de apagar las luces de la casa o comprar detergente por internet.

Populares de la sección