"Roboperros" para rescates

Se los equipa con un chaleco especial para buscar sobrevivientes en zonas de desastre

Científicos de la Universidad de Tohoku y otras instituciones han desarrollado un sistema que consta de un chaleco de alta tecnología para perros rastreadores y que permite transmitir información desde los sitios de rescate a través de su cámara, sistema de posicionamiento global y otros dispositivos.

Subvencionado por el gobierno, el sistema de los "robodogs" de rescate fue desarrollado por un equipo de investigación dirigido por Kazunori Ono, un profesor de 39 años de la Universidad de Tohoku. Se dice que los perros tienen un sentido del olfato 100 millones de veces más agudo que el de los humanos. Se espera que esta tecnología robótica complemente esa capacidad y que se aceleren las misiones de rescate en situaciones de emergencia. Los científicos tienen la intención de ponerlo en práctica dentro de varios años, después de completar las pruebas de verificación.

El proyecto se inició un mes después de gran terremoto de Japón de marzo de 2011. El sismo fue seguido por un gran número de réplicas por las que se tuvo que hacer misiones de búsqueda en zonas muy difíciles, lo que dio lugar a la preocupación de los equipos de rescate de que sus miembros podrían quedar atrapados en accidentes secundarios.

Al aprender de la situación, los investigadores se propusieron mejorar la capacidad de los perros de rescate.

El sistema del "robodogs" incluye un chaleco especial que puede ser atado a un perro. El chaleco pesa alrededor de 1 kilo y está equipado con un dispositivo GPS, un barómetro, una batería y otros dispositivos. Una pequeña cámara se adjunta por separado al cuello del perro. En un perro de tamaño mediano, con un peso de unos 15 kilos, podría funcionar durante unas dos horas, según el equipo de investigación.

rescue_robo_dog.jpg

El sistema utiliza internet para transmitir imágenes y sonidos de la zona alrededor del perro. El GPS instalado en el chaleco permite seguir la ruta del perro en un mapa digital. Se espera que la función de GPS facilite las búsquedas nocturnas y los allanamientos en casas derrumbadas y otros lugares de difícil acceso para los seres humanos.

En colaboración con la Asociación Japonesa de Perros de Rescate, el equipo de investigación ha probado la eficacia del sistema en instalaciones como un centro de entrenamientos de perros en Fujimi. Aquí, los perros con el chaleco de alta tecnología participan en simulaciones de desastres, en la búsqueda de personas sepultadas bajo escombros.

Kazuo Hamano, de 54 años, un portavoz de la asociación, tiene altas expectativas para el sistema. "Los perros de rescate son entrenados para ladrar para alertar a las personas cuando encuentran a alguien con vida. Pero puede ser que no ladren cuando encuentran personas que no son capaces de moverse", dijo Hamano. "Si sus controladores pueden comprobar los sitios a través de imágenes visuales, ellos serán capaces de encontrar más objetivos de rescate", añadió.

El sistema ha atraído la atención de la Policía y los Bomberos que han enviado funcionarios a los sitios de entrenamiento para observar las pruebas de verificación.

Los investigadores han mejorado el sistema para dar instrucciones a los perros de forma remota a través de la radio.

"Con la ayuda de las imágenes y los datos podemos entender las condiciones en el lugar donde los perros no pueden ladrar", dijo Ono. "Nos gustaría contribuir con un sistema que combina los puntos fuertes de los caninos y los robots", explicó.

Los perros de rescate están capacitados para utilizar su excelente sentido del olfato para encontrar personas enterradas bajo escombros, tierra y arena. Los labradores son los que más participan de esta tarea y también son apropiados para el trabajo junto a los policías. Los perros policías mantienen sus narices en el suelo para olfatear pistas, mientras que los perros de rescate olfatean olores en el aire.
Fuente: The Washington Post