Retratos genéticos

El fotógrafo canadiense Ulric Collette realizó una serie de fotografías en las que combina la mitad del rostro de padres e hijos, hermanos y primos, en una suerte de culto a la herencia genética


El fotógrafo y diseñador gráfico suizo Sebastián Magnani combinó perros y sus dueños en una única fotografía para delatar su parecido. Y aunque el resultado es igual de asombroso y divertido, en el caso de las imágenes de Ulric Collette el parecido tiene una explicación científica: la genética.

El fotógrafo canadiense publicó una serie en la que, con técnicas de edición, combina dos rostros de familiares directos, como padres e hijos, y hermanos y primos.

Así, aparece la mitad derecha de uno fusionada con la mitad izquierda de otro, en una combinación que deja en evidencia la herencia de los genes. No en vano la serie se llama "Retratos genéticos".

Como recoge el diario español ABC, los resultados de estas imágenes de personas jóvenes y viejas, niños y adultos, hombres y mujeres, son "tan hermosos como perturbadores". Es que logran una composición "inquietante" que mezcla en un solo lugar arte, técnica y ciencia.


Acerca del autor

Comentarios