Retiran más de un millón de autos que pueden ser hackeados

Se demostró que varios modelos de Jeep y Dodge podían ser controlados a distancia; el fabricante prepara una actualización del software

El fabricante de automóviles Fiat Chrysler (FCA) decidió retirar casi un millón y medio de vehículos del mercado estadounidense para realizar una actualización de sus sistemas informáticos, tras el hackeo de un modelo Jeep Cherokee por parte de dos investigadores.

La empresa indicó que no tuvo conocimiento de ningún herido o de algún tipo de reclamo, salvo el caso demostrado por los dos investigadores.

Los vehículos afectados son el Jeep Grand Cherokee y la Cherokee de los años 2014-2015, las camionetas RAM 1500 (2013-2015) -que se venden en Uruguay-, los Dodge Viper (2013-2015), Durango (2014-2015), Challenger (2015) y los sedán Chrysler 200 y 300 (2015).

Los investigadores en informática Charlie Miller y Chris Valasek afirman que tomaron el control de un Jeep Cherokee y que lograron imponerle al conductor, un periodista de la revista Wired, maniobras que éste no controlaba.

jeep cherokee
Jeep Cherokee 2015, el modelo que fue hackeado y controlado por dos expertos informáticos

El periodista de Wired vio cómo la radio comenzaba a funcionar sola, luego los limpiaparabrisas y el jabón para lavado se activaron, el motor se desaceleró y luego se apagó y finalmente los frenos dejaron de funcionar.

Fiat Chrysler indicó que creó una actualización para el software afectado y que también estará disponible para ser descargada a partir de una clave USB que permitirá a los propietarios realizar la actualización ellos mismos, si así lo desean.

Los nuevos modelos estarán además equipados con un dispositivo que impedirá acceder en forma remota al sistema informático del vehículo, añadió.

El tercer grupo automotor de Estados Unidos, detrás de General Motors y Ford, enfatizó que realiza el retiro a título preventivo, ya que "no ha sido detectado ningún defecto" en los vehículos.

Embed



Fuente: AFP