Resuelven el misterio del río que desaparece en un gigante agujero

El agua recorrería un sifón subterráneo hasta llegar al lago superior

En el estado de Minnesota (EEUU), el río Brule es famoso por un accidente geográfico llamado la "caldera del diablo", una sima que se traga la mitad del caudal del río. Hasta ahora, nadie había sido capaz de comprobar adónde va toda esa agua.

La principal suposición es que el agua se filtra en el subsuelo hasta llegar al lago superior, teoría que ha sido reforzada gracias a los cálculos de dos hidrólogos del Departamento de Recursos Naturales de Minnesota.

Tras medir el caudal del río antes y después del salto de agua donde desaparece la mitad de la corriente, los especialistas obtuvieron un resultado de 3,48 metros cúbicos por segundo antes de la cascada y de 3,42 después de esta. Esto significa que el río tiene casi exactamente el mismo caudal, pese a que una gran parte del mismo parecería desaparece en un agujero en la roca.

Caldera del diablo

La hipótesis de los investigadores es que el agua retorna al Brule casi en el mismo punto en el que parece que se la traga la tierra, recorriendo algún tipo de sifón subterráneo que desemboca en el río a pocos metros. El punto de salida de ese sifón, sin embargo, aun no ha sido localizado.