Resuelto el misterio de los leones "comedores de hombres"

Uno tenía una lesión en un colmillo y no podía cazar con normalidad; los humanos eran presas más fáciles

El misterio de porqué los leones "comedores de hombres" de Tsavo desarrollaron su gusto por la carne humana pudo haberse resuelto 119 años después.

A pesar de sus temibles capacidades, los leones raramente matan a los humanos. Sin embargo, dos leones atacaron a entre 35 y 135 personas (depende de los registros) a lo largo de 9 meses en 1898, en el río Tsavo (Kenia). El caso fue tan famoso que se encuentran conservados en el Field Museum de Chicago (EEUU) y se hicieron varias películas sobre ellos, en especial The Ghost and the Darkness, protagonizada por Michael Douglas y Val Kilmer.

Nuevas pruebas determinaron que uno de ellos tenía una infección en la raíz de un diente canino. Además del mal humor provocado por el dolor constante, el experto Bruce Patterson sospecha que la lesión le impidió cazar animales. "Los leones normalmente usan sus mandíbulas para agarrar presas como cebras y ñus y asfixiarlos", dijo Patterson en un comunicado. "Los humanos son mucho más fáciles de atrapar", añadió.

Además, en aquellos tiempos, la región de Tsavo llevaba dos años de sequía y, por si fuera poco, una epidemia de peste bovina había devastado la fauna local.

El compañero del león enfermo, por el contrario, tenía lesiones menos pronunciadas en sus dientes y la mandíbula, lesiones que son bastante comunes en los leones que no son devoradores de hombres. De acuerdo con el mismo análisis químico, consumía muchas más cebras y búfalos, y mucho menos humanos que su compañero de caza.