Restos de cohete iluminaron cielo de la costa oeste de Estados Unidos

Muchos los confundieron con una estrella fugaz
Las enigmáticas luces que durante la noche del miércoles se vislumbraron en algunos estados de la costa oeste de EEUU pertenecían a restos del cohete chino Larga Marcha-7, confirmaron fuentes militares estadounidenses.

La bola de fuego, que muchos confundieron con una estrella fugaz, atravesó los estados de Nevada, Utah y California hacia las 21.30 hora local (04.30 del jueves GMT).

El objeto observado desde EEUU correspondía a restos del propulsor del cohete chino que estaban orbitando la Tierra y que habrían muerto dentro de la atmósfera.

El cohete Larga Marcha-7 despegó el 25 de junio desde el centro espacial de Wenchang, en la isla de Hainan, y su capacidad de carga es de 13,5 toneladas, frente a las 8,6 de la anterior generación de cohetes espaciales chinos.
Fuente: EFE

Populares de la sección