Representantes de la celeste en la sede de Microsoft

Estudiantes de la ORT competirán en la Imagine Cup con su plataforma educativa Flipped. Hicieron historia al pasar a la semifinal y ganarle a 170 equipos. Ahora queda la final, que será en Seattle
Un grupo de estudiantes de entre 23 y 24 años crearon una plataforma educativa que dentro de dos meses competirá en la Imagine Cup de Microsoft, una competencia mundial que busca promover la solución de problemas o desafíos a través de la tecnología. Lo que hace la aplicación creada es dar herramientas a los profesores para dictar clases más dinámicas, prácticas y colaborativas.

La idea de crear una plataforma educativa empezó como un proyecto dentro de la carrera de ingeniería de sistemas de la Universidad ORT. “Nosotros mismos encontramos una necesidad. Siendo alumnos veíamos que las clases eran muy tradicionales”, explicó José Chiarino, el portavoz del equipo que también forman Felipe Coirolo, Mariano San Andrea y Nicolás Saul. La aplicación tiene su versión para computadoras y para dispositivos móviles y según sostienen sus creadores, “funciona bien en cualquier dispositivo.”

Entre el 29 de julio y 2 de agosto estos estudiantes viajarán a la sede de Microsoft en Redmond, Estados Unidos. El desafío incluye presentar su proyecto frente a un jurado del que formará parte el recientemente nombrado CEO de la empresa, Satya Nadella.  Los uruguayos competirán dentro de la categoría innovación, contra grupos de diferentes partes del mundo, como Canadá, Venezuela, Japón y Reino Unido.

Dar vuelta el paradigma


Las plataformas educativas son sitios o programas utilizados tanto por alumnos como por docentes en los que comparten materiales, realizan tareas e interactúan de diferentes maneras a través de internet. Moodle, Edmodo y Google Classroom son algunas de los muchos programas que existen y sirven para complementar cursos.

Pero esta plataforma promete ser distinta. Se llama Flipped y el nombre no es casual. En inglés, “flipped classroom” quiere decir "aula invertida".  El docente ya no es el centro del conocimiento sino que ayuda a los estudiantes en la realización de distintas actividades. Las tareas giran en torno a un material, que puede ser un video que los estudiantes ven en la casa y luego discuten o trabajan en la clase.

Eso es lo original de la plataforma, resaltó Chiarino. Está hecha para un tipo de enseñanza determinada, que busca alejarse del tradicional profesor que vuelca contenido en los cerebros de sus alumnos. Flipped pretende darle a los materiales la inmediatez de la vida interconectada del siglo XXI. El docente prepara la clase y tiene los materiales listos. Cuando todos iniciaron sesión en sus diferentes dispositivos (laptop, smarthone o tableta) puede dirigir el contenido que los estudiantes ven, por ejemplo, un video y hacer que se reproduzca en sus pantallas al instante.

También se puede utilizar esta plataforma para realizar cuestionarios en tiempo real. Los alumnos van respondiendo las preguntas y el profesor puede ver los resultados en vivo. Esto, sostuvo Chiarino, da la opción de tomar decisiones en base a lo que ocurre en el momento. Por ejemplo, el docente puede dar explicaciones extra en cuanto detecta que los alumnos se equivocan.

Otra de sus cualidades, explicó Chiarino, es que tiene una interfaz fácil de usar. Los docentes pueden subir tareas al editar un Word, que les permite volver a utilizar el material.

Distintas formas de ganar


Como premio, estos jóvenes pueden ganar el apoyo de Microsoft para desarrollar el proyecto dentro de Microsoft Ventures, un programa que asesora y apoya el desarrollo de  emprendimientos que recién comienzan. Otro de los premios es conocer a Bill Gates y además obtener US$ 50.000 que se invertirán en el proyecto.

Esta no es la primera vez que un grupo de uruguayos participa de la Imagine Cup. El año pasado, otro grupo de estudiantes llevó su videojuego para ayudar a rehabilitar a niños con dificultades neuromusculares a la final regional, pero no pudieron llegar a competir con el resto del mundo.

Los jóvenes presentaron su proyecto ante catedráticos de la Universidad ORT y según sostuvieron, la recepción fue positiva. De hecho, están trabajando para que la institución lo incorpore en el segundo semestre de este año. “A todos los alumnos los gusta tener algo nuevo, cambiar lo que hacen todos los días”, señaló Chiarino. De acá a dos meses, el equipo Uruguayo trabajará junto con Microsoft Argentina y Uruguay para pulir su proyecto y presentación, con la esperanza de ganar la competencia.

Comentarios