Reencuentro con un viejo amigo

Los universos creados por Blizzard continúan sorprendiendo a los jugadores que disfrutan de la acción
Para todo aquel gamer con varias décadas de juego, varias consolas en sus espaldas y decenas de controles desgastados en sus manos, existen algunos sellos distintivos que significan mucho más que un simple videojuego. EA Sports para los fans de los deportes o Eidos Interactive para los que gastábamos las teclas de la PC. Entre estos, Blizzard Entertainment destaca como un faro en la tormenta.

Fundada en 1991 bajo el nombre de Silicon & Sinapse en Irvine, California, pasó a llamarse definitivamente Blizzard en 1994, ya con un puñado de videojuegos bajo el brazo. Precisamente, fue en junio de 1994 cuando lanzó el que sería su mayor éxito: Warcraft: Orcs & Humans. Ese sería el disparo de largada de varias y redituables (tanto económicamente para ellos como en diversión para los jugadores) sagas de juegos, ya que Warcraft continuó en varias secuelas, así como por el juego de rol masivo en línea (MMORPG) World of Warcraft, convirtiéndose en un referente de los géneros de estrategia en tiempo real.

Esta no fue la única saga exitosa de la compañía. Pronto le siguieron otros hits tales como el Diablo en 1996, también con sus correspondientes secuelas, o el Starcraft en 1998, también con continuaciones y expansiones a lo largo de estos años.

Con la excusa de la llegada de nuevas expansiones, entregas e incluso con un juego nuevo de la compañía, he aquí los mejores juegos de Blizzard -renombrada Activision Blizzard desde su fusión en 2008 con Vivendi Games- en su historia.

Warcraft: batalla entre dos razas


Uno de los más clásicos juegos de estrategia es, a su vez, uno de los pioneros en el género. Enmarcado en un mundo de fantasía, hermanado con grandes ejemplos como ser El Señor de los Anillos o Dragones & Mazmorras, Warcraft nos cuenta el enfrentamiento entre dos razas: los orcos y los humanos, con la posibilidad para el jugador de elegir cualquiera de los dos bandos.

En siguientes entregas las razas comenzaron a pluralizarse, incluyendo elfos, enanos y gnomos como aliados de la raza humana; mientras que a los orcos se unieron los trolls, los ogros y los goblin.

Cuando la saga alcanzó su tercera entrega -llamada simplemente Warcraft III-, la complejidad de las alianzas en la guerra era tal que comenzaron a editarse novelas que acompañaban a los videojuegos.

En 2014, la nueva expansión fue específica para el MMORPG y se llamó Warlords of Draenor (disponible para Microsoft Windows y OS X); quinta en su tipo.

Diablo: desde el inframundo


Este juego de rol nos permite protagonizar la historia de un aventurero, el que creamos con total libertad al elegir capacidades, armas y aspecto. Este se verá envuelto en varias aventuras al explorar varios niveles de un inframundo especialmente terrorífico, con fuerzas diabólicas que amenazan con salir de abajo de la tierra. Nuestro personaje tiene solo una posibilidad: enfrentarse a ellas.

Con Reaper of souls, su tercera entrega presentada en 2013 (y que tuvo su primera expansión en marzo de 2014), la saga de Diablo no presentará más novedades hasta el año próximo, pero puede considerarse como el juego de rol de acción más importante en su género.

Starcraft: guerra en el universo


Conocerlo como “Warcraft pero en el espacio” es ser injusto con Starcraft, un videojuego con su propia personalidad.

En este juego de estrategia, que sí, utiliza el mismo sistema que Warcraft, se nos cuenta la historia de tres razas: los Terrans, prácticamente humanos, los insectoides Zerg y los insondables Protoss, que tratan -cuándo no- de conquistar el universo.

Al igual que su hermano mayor, este universo se ha complejizado al punto de terminar incorporando extras que lo desarrollan: ocho novelas, dos artículos en la revista de relatos de ciencia ficción Amazing Stories, un juego de mesa, y otras mercancías con licencia como estatuas y juguetes de colección.

Recientemente se presentó en la Blizzcon (convención que realiza la propia Blizzard) su expansión Legacy of the Void, que se centra en los Protoss, al tiempo que desarrolla sucesos nacidos en el juego Starcraft II.

¿Y qué más?


En el marco de la Blizzcon, la compañía anunció nuevos lanzamientos. Destacó especialmente Overwatch, un shooter multijugador online en primera persona de batallas por equipos, presentado como el inicio de una nueva franquicia. Al igual que otras grandes sagas de la empresa, la historia se divide en un enfrentamiento entre héroes y villanos, con la posibilidad para el jugador de elegir su bando a gusto.

Por otro lado, Blizzard continúa expandiendo su nuevo juego de cartas para Android. Hearstone apuesta al caballito de batalla de la empresa -Warcraft- y permite elegir personajes de este universo. En la Blizzcon también se anunció la expansión de este juego, llamada nada menos que Goblins versus Gnomos.

Blizzard continúa siendo tan de punta como hace más de 15 años y propone novedades constantemente, en un balance que busca mantener contentos a sus fans, al tiempo que quiere captar a nuevos jugadores. Los gamers, agradecidos.

Acerca del autor

Comentarios