Redes sociales: compañeras siempre presentes en las relaciones adolescentes

Un nuevo estudio exploró en profundidad.cómo han cambiado estas relaciones en una era de constante comunicación

Ah, el amor juvenil. Muchos de nosotros recordamos la intensidad y el éxtasis del amor de cachorros. Pero, ¿cómo han cambiado estas relaciones en una era de constante comunicación, de compartir demasiado y de los emoji? Esto es lo que un nuevo estudio sobre relaciones adolescentes, publicado este jueves por el Pew Research Center, exploró en profundidad.

El estudio se enfocó en cómo las redes sociales y la tecnología se entrelazan en cada etapa del proceso de las relaciones, desde el coqueteo hasta la ruptura. Hay mucha cantidad de coqueteo digital. Un chico dijo que una forma de coquetear es poner “un montón de emojis” debajo de la foto de una chica. Pero pedirle a alguien para salir en persona es todavía la forma más común de comenzar una relación. Más de tres cuartas partes de los adolescentes dijo que nunca han salido con nadie que conocieron en intenet, aunque un cuarto admitió que han salido con personas que conocieron en algún medio virtual.

Una cosa parece segura: si Romeo y Julieta hubieran intentado llevar adelante su romance hoy, probablemente habrían evitado el catastrófico deterioro de su comunicación. Treinta y ocho por ciento de los adolescentes en relaciones esperan tener noticias de sus parejas al menos una vez por día; 11% espera tener noticias sobre su pareja al menos una vez por hora.

Eso no significa, sin embargo, que los adolescentes disfrutan de esta constante comunicación. Muchos de los adolescentes en relaciones han usado algún servicio de mensajería online para resolver las peleas (48%) o simplemente comenzar conversaciones que los hace sentir más cercanos (70%). Pero 43% también han experimentado situaciones en las que sintieron que sus parejas estaban distraídas con sus dispositivos.

El estudio también exploró las diferencias entre géneros. Las chicas, por ejemplo, son mucho más propensas a experimentar coqueteo no deseado, hecho que se vincula con otro hallazgo de Pew que dice que las mujeres son más propensas a sufrir ciberacoso. Tanto hombres como mujeres adolescentes, sin embargo, dijeron que han pasado por situaciones en las que su pareja se pasó de la línea. Las herramientas online también exacerban las tendencias de los celos, halló el estudio, y 69% de los adolescentes reportó que creen que las redes sociales en particular son una ventana hacia sus vidas privadas para demasiadas personas.

Muchos adolescentes dijeron a los investigadores que la presión de “postear” sobre sus relaciones ha hecho que presentaran una imagen menos auténtica sobre sus vidas. Otros dijeron que evitaron publicar demasiado acerca de sus vidas amorosas porque siempre deriva en el “drama”. Un adolescente dijo que esto sucede porque “más personas preguntan y cosas como esas”.

La comunicación digital también juega un rol al final de las relaciones, hallaron los investigadores, pero de cierta manera, los adolescentes fueron sorpresivamente tradicionales. Sí, hubo algunos adolescentes (7% de cada género) que pensaron que estaba bien romper con alguien simplemente cambiando el estado de las redes sociales a “soltero” (eso es muy frío, niños).

Pero el 78% dijo que la manera más “socialmente aceptable” de romper con alguien es decirle a la persona cara a cara, superando por mucho a otras opciones como por teléfono, por mensaje de texto o por mensaje de alguna red social, aunque los adolescentes dijeron haber terminado una relación a través de todos estos medios.

En la nueva era de “deslizar el dedo hacia la derecha”, la tecnología todavía no ha matado todo el romance.


Fuente: The Washington Post