Red de tráfico de animales utiliza las redes sociales para la venta

Organizaciones denuncian el "perfeccionamiento" del comercio ilegal

Las redes sociales, como Facebook e Instagram, se usan en Asia para el comercio ilegal de especies amenazadas como los orangutanes y los osos malayos, denuncian este jueves los defensores de la naturaleza y los animales.

Esta tendencia representa una amenaza en una región inmersa en las nuevas tecnologías, ávida de productos derivados de distintas especies para la medicina tradicional y muy interesada en los animales exóticos, informa el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la ONG de vigilancia del comercio de las especies silvestres Traffic.

"Los traficantes recurren claramente a métodos no convencionales de venta, como el uso de portales en línea y redes sociales para evitar ser detectados, captar más audiencia y aumentar la eficacia y la facilidad de las transacciones", observa la OMG en un informe publicado con motivo del Día Mundial de la Fauna y la Flora.

Un número creciente de traficantes usan grupos de usuarios en Facebook y foros en la red protegidos con claves para llegar al mayor número posible de clientes asiáticos.

En China el año pasado, en espacio de un mes, miles de productos de marfil, 77 cuernos de rinoceronte y numerosas especies de aves en peligro se podían encontrar a la venta en páginas como QQ y WeChat, muy populares en el país asiático, advierte Traffic.

"La red del tráfico se va perfeccionando", declaró a la AFP el director de WWF para Malasia, Dionysius Sharma. "Tenemos que adelantarnos a los acontecimientos y hallar soluciones creativas para erradicar el problema", añadió.

El año pasado, en un periodo de 50 horas, Traffic observó comó 14 grupos de comercio ilegal de fauna y de flora en Facebook se dirigían a consumidores de Malasia. Estas agrupaciones suman en total más de 67.500 miembros activos.

"El comercio parece muy distendido y los traficantes suministran tranquilamente sus datos y a veces proponen entregar el animal en el domicilio del comprador", señala el informe.

Los grupos de Facebook pueden cambiar rápidamente de nombre o cerrar una cuenta y figurar con otro, unas prácticas que ponen de relieve las dificultades para luchar contra ellas.

Contactado por la AFP, Facebook declinó comentar estas afirmaciones.


Fuente: AFP