Recuperar ADN prehistórico es posible

Científicos probaron en restos de un oso que vivió hace 400.000 años un nuevo método que permite extraer ADN antiguo
Un equipo científico internacional diseñó un método que probó en restos fósiles de osos, y que permite obtener secuencias completas de ADN prehistórico a partir de fragmentos.

La primera evidencia del buen resultado de este método se publicó en el último número de la revista Proceedings of de National Academy of Science (PNAS), que recoge el genoma mitocondrial completo de un oso de hace 400.000 años encontrado en la Sima de los Huesos, en Atapuerca, que, situada en el centro-norte de España, es Patrimonio de la Humanidad por los importantes resto arqueológicos que alberga.

En el descubrimiento han participado Nuria García y Juan Luis Arsuaga, investigadores del Centro Mixto de Evolución y Comportamiento Humanos; y académicos de la facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bangor, en Gran Bretaña, entre otras instituciones.

La investigación que publica la revista PNAS fue liderada por Jesse Dabney y Matthias Meyer del Instituto Max Plank de Antropología Evolutiva de Leipzig, que logró demostrar que el ADN puede conservarse durante cientos de miles de años.

Hasta ahora no había sido posible encontrar secuencias largas de ADN con más de 120.000 años en medios distintos del permafrost (suelo helado permanentemente).

El método


Por su parte, el director científico del Museo de la Evolución Humana y codirector de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, explicó que solo este hallazgo científico es en sí mismo "muy importante", porque permitirá conocer más sobre el "árbol evolutivo" de los osos cavernarios. Recordó que los estudios más antiguos de ADN de "úrsidos" databan hasta ahora de poco más de 100.000 años.

Sin embargo, el principal avance que implica es el propio método para obtener secuencias completas de ADN a partir de fragmentos cortos, como los que se pueden encontrar en restos de esta antigüedad.

Arsuaga explicó que el método abrirá nuevas líneas en investigaciones prehistóricas de todo el mundo y aseguró que, en el caso de Atapuerca, su intención es poder realizar un trabajo de este tipo con restos de Homo Heidelbergensis.

Precisó que en la Sima de los Huesos se encuentran restos de esta especie y coincide con el momento de la separación del género Neandertal a la línea de los humanos más modernos.

El Museo de la Evolución Humana de Burgos  muestra en sus instalaciones, además de los fósiles originales más destacados del Homo heidelbergensis, restos fósiles de los osos encontrados en la Sima de los Huesos, el Ursus deningeri, como dentadura, mandíbulas o huesos de las extremidades.

El Ursus deningeri, sobre el que se ha realizado el estudio que publica la revista PNAS, es el antepasado del Oso de las Cavernas típico del Pleistoceno superior.

 


Mamut prehistórico


Recuperar ADN antiguo es también lo que intentan los científicos que hallaron por primera vez sangre y tejido muscular perfectamente conservados, en este caso, de un mamut que vivió hace unos 10.000 años. De hecho, no solo esperan descifrar su genética, sino también clonarlo.


Acerca del autor

Comentarios