Rana de cejas amarillas, la nueva especie hallada

Tiene pliegues en la piel, una coloración oscura y extremidades delanteras que le facilitan trepar
Una rana terrestre de cejas amarillas que habita en la cordillera Oriental de Colombia fue identificada como nueva especie por investigadores del Instituto Humboldt, informó este martes esta entidad vinculada al ministerio de Ambiente.

"Una nueva rana terrestre habita los páramos del complejo Iguaque Merchán, al norte del municipio de Arcabuco (Boyacá, centro), la Pristimantis macrummendozai, especie que desde ahora ingresa al registro del mundo científico", señaló en un comunicado esta corporación civil.

Según los expertos, el nuevo batracio tiene pliegues en la piel que le permiten conservar la humedad, una coloración oscura con la que es capaz de adaptarse a las áreas planas, secas y rocosas, y extremidades delanteras que le facilitan trepar y esconderse de sus predadores.

"A diferencia de otras, la Pristimantis macrummendozai aprovecha el ambiente húmedo en los páramos para depositar huevos en tierra y así reproducirse, razón por la cual carece de almohadillas nupciales en las patas delanteras, un mecanismo similar al velcro con las que muchas ranas macho retienen a la hembra, escurridiza, para aparearse en ambientes acuáticos", explicó el Instituto Humboldt.

La institución señaló que con este descubrimiento hay 10 especies de ranas que viven y se reproducen en ambientes de alta montaña de la cordillera Oriental colombiana, que reúne 16 complejos de páramos como Chingaza, Santurbán, Almorzadero, Cundinamarca, Guantiva–La Rusia, Tota–Bijagual–Mapamacha, Pisba, Cruz Verde–Sumapaz, entre otros.

"Al parecer, las alturas desde los 3.500 metros (sobre el nivel del mar) ofrecen las condiciones para la reproducción de la nueva especie", indicaron los expertos.

"A nivel mundial, este tipo de descubrimientos ubica a Colombia entre los cinco países más megadiversos", dijo Andrés Acosta, curador de Colecciones Biológicas del Instituto Humboldt, citado en el comunicado.

Para los investigadores, los complejos de alta montaña equivalen a "islas geográficas" hábitat de especies únicas. Por eso, instaron a protegerlos y a continuar con el inventario que documente la diversidad en estas áreas.

En el marco del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, ratificado por Colombia en 1994, el Instituto Humboldt genera el conocimiento necesario para evaluar el estado de la biodiversidad en Colombia y para tomar decisiones sostenibles sobre la misma, según informa la entidad en su sitio web.


Fuente: EFE