Quince años de la primera expedición

La presencia humana en la Estación Espacial Internacional ha sido ininterrumpida desde entonces; aquí algunos de sus logros

Este 2 de noviembre se cumplen 15 años del inicio de la primera estancia de larga duración en la Estación Espacial Internacional (EEI). La tripulación, formada por tres personas, permaneció a bordo durante 136 días entre noviembre de 2000 y marzo de 2001.

Desde ese entonces, la presencia humana ha sido ininterrumpida y es el único laboratorio permanente en condiciones de microgravedad.

Los primeros astronautas en alojarse en la EEI fueron el estadounidense William Shepherd (quien había estado tres veces en el espacio en misiones de transbordadores de una semana de duración como máximo) y los rusos Yuri Gidzenko y Sergei Krikalev. El último había estado cerca de un año en la estación Mir.

La Expedición I desempacó y activó equipos y alojó a tres tripulaciones de transbordadores STS y dos vehículos rusos Progress de reabastecimiento no tripulados.

La BBC ha seleccionado los cinco aportes más importantes de la EEI a la humanidad:

Microcápsulas para tratar el cáncer

La investigación sobre un sistema de microencapsulado electrostático (MEPS, por sus siglas en inglés) demostró que en condiciones de microgravedad se pueden producir microcápsulas con propiedades más eficientes para administrar las drogas utilizadas en la quimioterapia y permitir un tratamiento mucho más focalizado. Una empresa comercial obtuvo la licencia para utilizar esta tecnología y empezó a desarrollar el microencapsulado para tratar cáncer de mama.

Un brazo robótico quirúrgico

El brazo robótico quirúrgico es un derivado del brazo robótico del transbordador espacial y de la EEI. El llamado NeuroArm es capaz de realizar delicadas cirugías en el cerebro dentro de un tomógrafo con mucha más precisión que la mano humana. Desde 2008, varias personas se han sometido a operaciones para remover tumores que fueron exitosas.

Espectrómetro en busca de la materia oscura

El Espectrómetro Magnético Alfa (AMS) de la estación es el imán más sofisticado construido hasta la fecha capaz de realizar mediciones de los rayos cósmicos galácticos. Uno de los tipos de partículas elementales que examina el AMS es el positrón, la antimateria del electrón. Los resultados parecen indicar que la materia oscura se destruye y produce positrones.


Proyectos educativos

El número de estudiantes que han tenido contacto con emprendimientos de la EEI llega a los 43 millones y sigue creciendo.

La clave patogénica de la salmonela

La investigación biológica en la estación orbital permitió ver que bacterias como la salmonela son más patógenas en el espacio. Según los científicos, las infecciones por salmonela resultan en 15.000 hospitalizaciones y 400 muertes al año sólo en Estados Unidos.