¿Quién es la primera mujer que ganó el "Nobel" de tecnología?

La estadounidense Frances Arnold es la primera mujer en ganar el premio Millennium, el mayor galardón para los desarrollos tecnológicos

Al igual que en la economía, la mayor conmemoración a los desarrolos técnicos no aparece en los premios Nobel oficiales. En este caso, el "Nobel de tecnología" (el premio Millennium) fue por primera vez en la historia para una mujer: la bioquímica estadounidense Frances Arnold por sus descubrimientos en el campo de la llamada "evolución dirigida". El premio tiene un valor monetario de un millón de euros.

La científica fue premiada por sus aportes a las tecnología biológica, en particular, a un proceso que permite crear proteínas modificadas y mejoradas con múltiples aplicaciones industriales, en sustitución de muchas materias primas no renovables. "Las innovaciones de Arnold han revolucionado el lento y costoso proceso de modificación de las proteínas, y hoy en día sus métodos están siendo utilizados en cientos de laboratorios y empresas de todo el mundo", ha señalado en un comunicado la Academia de Tecnología de Finlandia, según recoge ABC.

Esta tecnología se emplea para reemplazar procesos de producción muy caros o que emplean materias primas fósiles en la fabricación de papel, combustibles, medicamentos, productos textiles y químicos de uso agrícola, entre otros muchos. La ganadora del "Nobel" desarrolló una técnica para modificar el desarrollo de estas proteínas y tener mayor control sobre sus propiedades. Imitando la evolución natural, el método de Arnold genera mutaciones al azar en el ADN de las proteínas les confieren nuevas propiedades, un proceso que se repite, mediante la selección de los genes más apropiados, hasta lograr moléculas con un interés industrial concreto.

En su discurso de agradecimiento, la científica estadounidense ha señalado que la evolución dirigida permite al ser humano superar su incapacidad para explicar cómo las mutaciones afectan al comportamiento de las proteínas y predecir posibles beneficios, consigna ABC. "Ahora podemos usar la evolución para hacer cosas que ningún ser humano sabe cómo diseñar. La evolución es el método de ingeniería más poderoso del mundo y debemos hacer uso de ella para encontrar nuevas soluciones biológicas a los problemas", afirmó la primera mujer tech Nobel.


Fuente: Infotechnology