¿Quién es Jan Koum?

Poco se conoce sobre el cofundador de WhatsApp, quien prefiere mantener un perfil bajo aun cuando es responsable de la app por la que Facebook pagará US$ 19.000 millones
La noticia de que WhatsApp por fin dio el brazo a torcer y será vendida a Facebook por US$ 19.000 millones (una de las adquisiciones más caras de la historia de Silicon Valley) hizo que el mundo tecnológico quisiera saber más sobre Jan Koum, el cofundador de la aplicación de mensajería más popular. Sin embargo, Koum, de 38 años y originario de Ucrania, se ha encargado de mantener un bajo perfil y ha cuidado su privacidad de modo que poco se conoce sobre el hombre que pasará a sentarse en la misma mesa que los directores de Facebook.

En Google no abundan fotos ni información oficial del exitoso ejecutivo, que tampoco se explaya sobre sí mismo en sus perfiles de Twitter (donde ni siquiera dice que es el CEO de WhatsApp) o LinkedIn. A grandes rasgos, se sabe que Koum inmigró desde Ucrania a Estados Unidos, donde completó la secundaria y estudió Matemática y Ciencias de la computación en la Universidad de San José, la cual abandonó antes de tiempo. Su pasado más conocido en Silicon Valley está en Yahoo, donde trabajó nueve años. Era el gerente de Operaciones de Infraestructura de la compañía de internet cuando la dejó en 2007; su colega estadounidense Brian Acton se fue con él y en 2009 crearon WhatsApp, que en solo cinco años alcanzó los 450 millones de usuarios activos por año.

“Somos más grandes que Twitter”, dijo Koum en una conferencia en 2013, en la que también reafirmó la misión de la aplicación: hacer del mundo uno más abierto y conectado. “Móvil y mensajería es lo único que hacemos”, dijo a su vez en una entrevista en abril, recoge el sitio Cnet. No era la primera vez que Koum hacía público su desprecio por la publicidad en las apps, algo de lo que WhatsApp viene liberándose. Y, según aseguró el cofundador, seguirá siendo así a pesar de la compra de Facebook. Esta “le dará a WhatsApp la flexibilidad para crecer y expandirse”, explicó, y aclaró: “Y todavía pueden contar con que no habrá absolutamente ningún aviso que interrumpa su comunicación”. En tanto, WhatsApp mantendrá su autonomía para “construir un producto genial usado por todos globalmente”.

Acerca del autor

Comentarios