¿Quién es el mayor carnívoro: el hombre o la araña?

Los humanos consumen 400 millones de toneladas de carne al año. Una cantidad risible para los arácnidos

Todas las arañas del mundo consumen entre 400 y 800 millones de toneladas de insectos y animales pequeños, por año. Esto es que lo han calculado investigadores de Alemania, Suecia y Suiza. ¡Una cantidad sorprendente!

Las arañas superan así a los humanos en el consumo de carne. La humanidad consume, cada año, unas 400 millones de toneladas de carne y pescado, según un artículo publicado en la revista The Science of nature.

Pero ahí no paran las sorpresas: las arañas comen más carne que el mamífero más grande del mundo, la ballena, que devora entre 280 y 500 millones de toneladas de pescado, focas, pulpos, aves acuáticas, cangrejos, algas, plancton y kril.

Datos, datos y más datos

¿Pero cómo medir cuánto comen las arañas por año? Los investigadores no se basaron en una dieta diaria de las arañas sino que calcularon las cantidades con la ayuda de dos métodos: primero calcularon la población total de las arañas en siete territorios distintos. Una población equivalente a 25 millones de toneladas de masa de arañas.

Luego calcularon la media de la presa de las arañas por metro cuadrado. En total: Según los datos, las arañas comen aproximadamente entre 400 y 800 millones de toneladas de insectos por año. ¡Increíble!

Gran diversidad, gran importancia ecológica

En total, hay más de 45.000 especies de arañas. Pero la mayoría de las veces no se pueden ver porque son artistas del camuflaje. Además son animales nocturnos. La mayoría de los humanos las prefieren así.

Sin embargo, este resultado demuestra la importancia ecológica que tienen las arañas, como devorador de insectos. "Junto con los otros devoradores de insectos, como hormigas o pájaros, contribuyen a que la densidad de la población de insectos se reduzca significativamente", dice Martin Nyffeler, autor del estudio, subrayando: "Las arañas son importantes para el equilibrio natural."

Sobre todo, se puede ver en bosques o en el campo: aquí las arañas matan a más insectos en comparación con otros lugares. Las arañas combaten un gran número de parásito en estas áreas. No obstante, no son enemigos considerables de plagas que afectan a los sembradíos. La explicación es que los campos de cultivo muchas veces son "sistemas alterados". También en las aéreas desérticas o en la tundra el exterminio de insectos es mínimo.

¿Qué podemos aprender? Que debemos respetar a las arañas. Primero, porque son mayoría, y, segundo, porque cumplen tareas muy importantes para el equilibrio ecológico.


Fuente: DW