¿Qué mató a Knut?

El oso polar más famoso del mundo falleció en 2011 por una causa hasta ahora desconocida: una encefalitis causada por una enfermedad autoinmune

Investigadores alemanes levantaron por fin el misterio sobre la repentina muerte en 2011 del oso polar Knut, estrella del zoológico de Berlín, que falleció de una enfermedad hasta ahora desconocida entre los animales, anunció el Instituto para la investigación sobre animales salvajes (IZW).

Knut, que cuenta con un monumento dentro del recinto, murió de una encefalitis causada por una enfermedad autoinmune, que "hasta ahora solo se conocía entre los humanos", indicó el neurólogo Harald Prüss.

Realizada inmediatamente tras su muerte, el 19 de marzo de 2011, la autopsia del oso polar de 4 años había revelado una infección en el cerebro, pero no se determinaron las causas.

De acuerdo a Harald Prüss, esta enfermedad que afecta al sistema inmunitario termina con la destrucción de las células nerviosas. Después de haberla detectado en los humanos, los científicos sospechaban que podía afectar también a los grandes mamíferos.

Knut, el primer oso nacido en cautiverio en 30 años en el zoológico de Berlín, se convirtió en una estrella internacional y generó millones de euros en contratos publicitarios y en la comercialización de productos derivados.

Este mamífero nacido el 5 de diciembre de 2006 emocionó al mundo entero con su aspecto de peluche. Fue abandonado por su madre poco después de su nacimiento y alimentado con biberón por un cuidador del zoológico de Berlín.

Más de 500 periodistas procedentes de todo el mundo asistieron a su primera salida oficial en público, el 23 de marzo de 2007.

La fotógrafa estadounidense Annie Leibowitz lo había inmortalizado para la célebre revista estadounidense Vanity Fair.

Varias personalidades, como el actor estadounidense Tom Cruise, viajaron al zoológico de Berlín para ver al osezno.


Fuente: AFP

Populares de la sección