¿Qué le pasaría a su cerebro si fuera a Marte?

Un experimento demostró que es psicológicamente posible

Seis hombres pasaron 520 días dentro de una cámara presurizada en Rusia para estudiar los efectos en el cuerpo de un largo período de aislamiento. La cámara será abierta el próximo 4 de noviembre, según un artículo en la página web de la Agencia Espacial Europea. Sin embargo, algunos resultados ya fueron revelados, entre ellos, el efecto del confinamiento sobre el cerebro. Los estudios realizados a los seis hombres demostraron que, luego de 18 meses, la actividad cerebral sufrió una caída.

"La respuesta es sí. La tripulación puede sobrevivir la inevitable reclusión de una misión a Marte y de vuelta a la Tierra. Psicológicamente podemos hacerlo", dijo Patrik Sundblad, especialista en ciencias humanas de la agencia espacial.

"Tuvieron sus idas y venidas, pero esto era de esperar. De hecho, anticipamos muchos más problemas, pero la tripulación lo ha hecho bastante bien", agregó el especialista.

Sundblad dijo que el mes de agosto fue el punto más bajo de actividad cerebral de los astronautas, ya que fue la etapa más monótona de la misión. "Sus amigos y familias estaban de vacaciones y no escribían muy seguido y además hubo poca variación de la comida", explicó. En setiembre sus espíritus volvieron a subir ya que se encontraban más próximos al final de la misión, y volvieron al flujo normal de mensajes.