¿Qué le falta a WhatsApp?

Es la reina de las aplicaciones de mensajería instantánea, pero todavía no tiene todas las funciones que pueden convertirla en la app perfecta: videollamadas y privacidad son ventajas de la competencia.
WhatsApp es la líder indiscutida de las aplicaciones de mensajería instantánea: ya alcanzó los 700 millones de usuarios activos al mes, los cuales envían 30.000 millones de mensajes todos los días. Pero si bien sus desarrolladores (que ahora trabajan para Facebook luego de que Mark Zuckerberg comprara la empresa por casi US$ 22.000 millones en 2014) buscan incorporar nuevas funciones, WhatsApp todavía se encuentra bastante lejos de ser “la app perfecta”.

Últimamente, se vanagloria de estar a la vanguardia con prestaciones como las llamadas integradas, los mensajes de voz y la versión web, pero la realidad es que aplicaciones como Line, Viber y Telegram hace tiempo que incorporaron estas funciones y algunas otras características especiales por las que se han vuelto muy buenas rivales y están obligando a WhatsApp a correr de atrás para mantenerse en el podio, un lugar que se ganó gracias a su accesibilidad y sencillez.

Estar a la altura


En lo primero que debería pensar WhatsApp es agregarle más elementos técnicos a su chat. Las videollamadas sería un buen primer paso. De hecho, ya han aparecido algunos rumores de que la aplicación está trabajando en esta nueva función para competir con dos de sus principales rivales: Skype y Google Hangouts.

WeChat (conocido en las redes sociales como “el WhatsApp chino”) tiene una curiosa utilidad denominada Friend Radar, que le permite al usuario saber qué tan cerca se encuentran sus amigos dentro de un mapa incluido dentro de la interfaz de la app. Si WhatsApp incluyera esta función, se fomentaría la interacción interpersonal entre amigos, aunque sería más difícil ocultar la ubicación.

Otro conocido rival de WhatsApp es Telegram, con 62 millones de usuarios. Esta posee una prestación que WhatsApp también debería incluir: las llamadas “conversaciones secretas”. Estas facilitan a dos usuarios encriptar una conversación y mantenerla escondida, incluso para los registros internos. Esto, y mantener el número en secreto dentro de una conversación grupal, son dos características que los usuarios esperan que WhatsApp agregue lo antes posible.

Otra función que es mérito de la desconocida KakaoTalk, con 100 millones de usuarios, es que permite buscar a otros usuarios sin necesidad de tener su número de teléfono.

Una mirada más visual


Pero la innovación no solo tiene que ver con aspectos específicamente técnicos. Muchas aplicaciones similares a WhatsApp han sabido explotar los mensajes visuales como una forma muy efectiva y atractiva de comunicación entre los usuarios. Line (con 75 millones de usuarios activos mensuales) y Messenger (con 600 millones) se destacan por sus divertidos stickers que superan a los emoji tradicionales en tamaño, diseño e interactividad con el receptor.

En otro extremo se encuentra Kik Messenger, una plataforma de chat con 200 millones de usuarios activos que permite enviar videos directamente desde YouTube sin necesidad de abandonar la conversación ni escribir un link. Kik Messenger tiene otra ventaja: permite juegos dentro de la plataforma.

A la vez que Telegram y Messenger se han sumado a la moda de los GIF (imágenes en movimiento) que pueden insertarse en una conversación con un simple argumento: si una imagen vale más que mil palabras, un GIF vale más que un millón.

Próximos pasos


Los ejecutivos de WhatsApp están al tanto de los reclamos de los usuarios y saben que la competencia es dura y constante. Por eso están trabajando en posibles actualizaciones que no solo mantengan activos a sus usuarios actuales, sino que también puedan conseguir algún millón más de ellos.

En este sentido, se puede hacer una lista de las presuntas incorporaciones que WhatsApp podría llegar a tener este año: la capacidad de enviar cualquier tipo de documentos –como ya se puede hacer en Messenger, por ejemplo- y un temporizador de autodestrucción de mensajes.

Ninguno de estos cambios ha sido confirmado por la compañía, pero se espera que sean solamente el prólogo de muchas y necesarias transformaciones.

Acerca del autor

Comentarios