¿Qué es Uber y por qué causa tantos problemas?

Las claves para entender los conflictos de esta aplicación que ofrece un servicio de transporte privado, en una de sus peores semanas


En caso de no ver el interactivo, hacer clic aquí.

Uber, la exitosa startup de Silicon Valley que pone en contacto a conductores profesionales con usuarios que necesitan transporte, ha sumado problemas en todo el mundo y corre el riesgo de tener que poner freno a su espectacular crecimiento.

Desde su nacimiento, Uber recibió la declaración de guerra de agrupaciones de taxistas en muchas ciudades y reguladores en todo el mundo han intentado boicotear sus operaciones. Pero aunque Uber ha acumulado 1.200 millones de dólares (lo que le da un impactante valor de 40.000 millones), parece haber llegado a una calle ciega incluso en la región donde se originó.

En Uruguay, la app aún no se ha instalado y tampoco muestra tener intenciones de hacerlo. Así lo dijo la directora de comunicaciones de Uber para América Latina, Ana Paula Blanco. De todas formas, la empresa no descarta seguir expandiéndose por la región. "Seguimos viendo opciones para ofrecer el servicio de Uber a más ciudanos de Latinoamérica", explicó a Cromo.

Aun así, el país no está exento de problemas causados por este tipo de aplicaciones. Easy Taxi, una app que funciona de forma similar a Uber solo que localiza taxis en vez de autos privados, causó conflicto entre taxistas y la patronal cuando se instaló en el país a fines de abril de este año.

¿Cómo funciona?


El usuario debe descargar la aplicación y luego de registrarse debe permitirle encontrar su ubicación a través del GPS. El cliente elige entre diferentes modelos de auto (un Sedán negro para cuatro personas; un taxi tradicional que tiene acuerdo con la empresa; un UberX, que sería la versión barata; una camioneta deportiva para seis o un auto de lujo, que es el más caro) y luego presiona en el botón que activa el pedido. Uber encuentra al chofer más cercano a través de la geolocalización y lo manda hacia el cliente.

Las tarifas dependen de cada ciudad pero por lo general son más baratas que un taxi tradicional. Uber se lleva una comisión del pago del viaje y solo acepta pagos con tarjeta de crédito. El usuario debe ingresar los datos de su tarjeta antes, cuando se registra. Además, la propina viene incluida en ese pago y el usuario puede decidir qué porcentaje va a ser desde el sitio web de Uber, por lo que no hay necesidad de andar con dinero para pagar por el transporte.

¿Por qué es ilegal en muchos países?


Hay varias razones. La principal es que, como es un servicio que surge de la web, no está sometida a los mismos requerimientos que los negocios tradicionales de transporte ni a los mismos impuestos. Por eso, los sindicatos de taxistas de varias ciudades se les han opuesto con fuerza. En Barcelona, por ejemplo, se llegó incluso a atacar los coches de Uber.

Por otra parte, en algunos países como Tailandia, se le cuestiona el hecho de que no acepte efectivo ya que limita el acceso de los clientes solamente a quienes dispongan de una tarjeta de crédito. En India, el conflicto es por la seguridad de los vehículos luego de que uno de los conductores fuera acusado de violar a una joven de 25 años.

Defensores y detractores


"Las llamadas plataformas de intercambio como Uber y Lyft (otra aplicación similar) preocupan a los reguladores porque representan algo distinto", dijo John Breyault, de la Liga de Consumidores estadounidense.

"No entran perfectamente en las casillas previstas en las normas que conocemos desde el siglo pasado. Así que es difícil lidiar con hechos como los que ocurrieron en Nueva Delhi y decidir dónde radica la responsabilidad", señaló.

Breyault dijo que Uber es un excelente ejemplo de un modelo de negocios "disruptivo", que cambia las reglas del juego en un rubro. Pero añadió que los reguladores deben mirar con atención las cuestiones relativas a los seguros, la responsabilidad y la verificación de antecedentes penales de los conductores.
No creo que deberíamos preocuparnos de que la normativa de protección de los consumidores destruya a Uber", dijo John Breyault, de la Liga de Consumidores estadounidense

"No creo que deberíamos preocuparnos de que la normativa de protección de los consumidores destruya a Uber", dijo Breyault a la AFP. Pero los reglamentos deben promover la competencia y no destinarse a proteger intereses creados, añadió. "No debería haber regulaciones que impidan la entrada de la competencia y que perjudiquen a un próximo Uber", dijo.

Algunos defensores de Uber dicen que el sistema se autorregula eficazmente, porque los usuarios tienen la posibilidad de publicar comentarios que ayudan a seleccionar a los mejores conductores y eliminar a los malos.

No obstante según Breyault, del grupo de defensa de los usuarios, si bien los comentarios "pueden jugar un papel importante separando a los buenos de los malos, esto no sustituye una robusta regulación sobre protección de los consumidores".

La aplicación para teléfonos inteligentes de Uber y otros servicios similares permite a los usuarios hacer trayectos en coche que de otra manera serían imposible de costear, y además facilita a quienes tienen un vehículo una forma alternativa de completar el sueldo. Incluso de ganarse la vida, si dedican tiempo completo a ello.
Somos seis veces más grandes hoy que hace 12 meses. Y crecimos más rápido este año que el pasado", sostuvo el fundador de la empresa, Travis Kalanick. 

Uber opera en 250 ciudades en 50 países, según escribió la semana pasada en su blog el fundador Travis Kalanick. "Somos seis veces más grandes hoy que hace 12 meses. Y crecimos más rápido este año que el pasado", escribió. "Este progreso es notable, pero en los próximos años Uber verdaderamente crecerá de forma impactante y el impacto en las ciudades se hará más visible".

Una lotería de prohibiciones y legalizaciones


Según Kalanick, Uber creará un millón de empleos en 2015. Pero en Estados Unidos ha sido objeto de protestas en varias ciudades. Recientemente debió suspender su servicio en Las Vegas, aunque la ciudad de Washington aprobó una ley que legaliza tanto a Uber como a otros servicios similares.

Un juez en España prohibió el martes el servicio, que consiste en una aplicación para móviles que pone en contacto a usuarios y conductores, argumentando que viola las leyes sobre la competencia leal. Un día antes, Nueva Delhi prohibió sus operaciones en la capital de India después de que una pasajera acusó a un conductor de haberla violado.

Tailandia también dictaminó que Uber era un servicio ilegal. Y en otros países o ciudades, como Alemania, Holanda, Dinamarca u Oslo, las autoridades buscan impedir el desarrollo de las actividades de la compañía estadounidense.

Incluso en su país de origen, algunos municipios se volvieron contra ella como Portland, en Oregón (noroeste), y en su natal San Franciso, donde un conductor fue inculpado por un accidente que derivó en la muerte de una niña de seis años. El martes, autoridades de San Francisco y Los Ángeles demandaron a Uber por mentir a los usuarios respecto a las tarifas y las supuestas revisiones de antecedentes.

"Uber sigue poniendo en riesgo a los consumidores engañando al público sobre las revisiones de antecedentes de sus conductores y su rechazo a garantizar de que se cobren tarifas justas", dijo la fiscal de distrito Jackie Lacey al anunciar un acuerdo con el servicio rival Lyft.

 

Comentarios