"Quantum Break": una experiencia "transmedia" para manipular el tiempo

Mezcla el ocio interactivo y la ficción televisiva

"Quantum Break" es un videojuego de acción que, partiendo de una ruptura temporal y dándole al jugador el poder de manipular el tiempo, quiere constituirse como una novedosa experiencia "transmedia" que mezcla ocio interactivo y ficción televisiva.

La trama de "Quantum Break" tiene lugar en la ficticia Universidad de Riverport, en el noroeste de los Estados Unidos, y parte del fallo en un experimento para viajar en el tiempo, dando a los tres personajes principales -Jack Joyce, Beth Wilder y Paul Serene- una habilidad que les permite manipularlo.

La historia cuenta con un guión complejo que se desarrolla tanto en las secuencias del propio juego como a través de una serie de televisión integrada en la aventura y cuyas escenas pueden cambiar dependiendo de las decisiones del jugador.

Por ello, mientras que en las partes jugables se controla a Jack Joyce, interpretado por el actor Shawn Ashmore, en las secuencias de vídeo se desarrolla la trama desde el papel de los villanos.

"Lo que se pretende es que la serie vaya unida al juego y no se entienda la una sin el otro; por eso, la caracterización de los personajes es tan realista que a veces no se es consciente de en qué momento estamos, si en la serie o en el juego", indicó a Efe el responsable de comunicación de Remedy, Thomas Puha, durante la presentación del videojuego hoy en Madrid.

No se trata de una historia cerrada, sino que la toma de decisiones influye continuamente en la jugabilidad, la experiencia del usuario y el tiempo de la historia, pudiendo alcanzar hasta 40 variaciones posibles de la trama.

"Pese a que sólo existe un final, las acciones que se realizan modifican la forma en que se juega", explicó Puha, quien añadió que desde el inicio de su desarrollo en 2013 el juego ha sufrido muchas variaciones para lograr que la relación entre narrativa jugable y ficción audiovisual fuera esencial.

"Quantum Break" es el nuevo trabajo de Remedy Entertainment, estudio responsable de "Max Payne" y "Alan Wake".

El título, que saldrá a la venta en todo el mundo el próximo 5 de abril para Xbox One y dispositivos Windows, se comercializará en inglés con subtítulos en castellano.



Fuente: EFE