¿Pueden Apple y Microsoft devolverle la vida a la PC?

En 2015, las ventas de computadoras personales cayeron hasta los 276 millones de dispositivos, su nivel más bajo desde 2007

Ni un nuevo teléfono revolucionario ni un reloj inteligente ni el último modelo de gafas de realidad virtual... El producto estrella de la pasada semana fue la PC. La que fuera durante años la reina de la electrónica de consumo, eclipsada por la nueva generación de dispositivos portátiles, ha vuelto a ser protagonista de la mano de Apple y Microsoft. Los dos gigantes de la tecnología organizaron sendos eventos para presentar sus últimas propuestas para el segmento de las computadoras personales. Un negocio en decadencia, cuyo volumen de ventas retrocedió el año pasado a niveles de 2007, y del que han prescindido fabricantes históricos como Toshiba, Sony o Fujitsu. Según datos de IDC, en 2015 las ventas mundiales cayeron un 10,4%, hasta 276 millones de unidades.

Los de Redmond fueron los primeros en abrir fuego con el lanzamiento de su primer ordenador de sobremesa: el Surface Studio. "Algo más que una simple PC", como señaló durante su presentación el vicepresidente de Microsoft, Panos Panay. Se trata de un All in One con una pantalla reclinable de 28 pulgadas y accesorios nunca vistos como el Surface Dial, un dispositivo circular con el que el usuario puede interactuar directamente sobre la superficie del monitor. Con esta máquina, cuyo precio oscila entre 2.999 y 4.199 dólares, el gigante del software pretende marcar la diferencia en el mercado de las PC, creando una nueva categoría como hizo el Surface Pro con las tabletas.

Profesionales

Por precio y prestaciones, el Surface Studio no es una computadora destinado al consumo mayoritario, sino una herramienta enfocada a profesionales digitales como diseñadores gráficos o fotógrafos. Con su lanzamiento, Microsoft pone el listón más alto a Apple en la gama alta del mercado, donde hasta ahora no tenía una competencia directa. El negocio de PC, que representa un 12% de la facturación del fabricante de Cupertino, cayó en el último trimestre un 17%, hasta 5.740 millones de dólares. Una tendencia que busca revertir con la renovación, cuatro años después, de la familia MacBook Pro, su gama de portátiles más potentes. La gran innovación que se ha reservado Apple para este dispositivo es la incorporación de una barra táctil para suplir las teclas de función.

Ambas compañías saben que estos nuevos dispositivos no van a tener un gran impacto en sus balances. Pero la apuesta de los fabricantes por volver a innovar en la PC y ofrecer mejores soluciones de productividad sugiere que la enfermedad de las computadoras personales podría no ser tan terminal como parece.


Fuente: Expansión

Populares de la sección