Prueban implante de rodilla hecho con células del propio paciente

El objetivo es que la recuperación sea más rápida y el efecto de la cirugía más duradero

Médicos del Centro Wexner de la Universidad estatal de Ohio comenzaron a utilizar un implante de rodilla realizado con las propias células del paciente para tratar daños en el cartílago de la rodilla.

"A pesar de que hay variedad de tratamientos y procedimientos, los pacientes a menudo deben buscar nuevas opciones porque tienen una recuperación incompleta o el efecto es limitado", explicó David Flanigan, el cirujano que implantó el cartílago y profesor de Ortopedia del Centro Médico Wexner, según se informa en el sitio web de la universidad.

Para poder desarrollar el implante es necesario que un cirujano obtenga una pequeña muestra del cartílago de una de las rodillas del paciente, para lo cual se realiza un procedimiento mínimamente invasivo. Esa muestra es tratada en el laboratorio y, una vez que se ha desarrollado, se introduce el implante en la rodilla del paciente.

"Tenemos la esperanza de que al insertar un implante realizado con las propias células del paciente se lograrán mejores resultados y además, más duraderos", explicó Flanigan.

Actualmente el cartílago desarrollado en laboratorio –llamado NeoCart- está siendo testeado en una prueba clínica, con el objetivo de que sea aprobado por la Food and Drug Administration, el organismo público de Estados Unidos que regula todo lo referente a salud y alimentos. El implante se está probando en 30 centros en todo el país.