Prueba de fuego aprobada

El Falcon 9 de Space X estuvo quemándose dos minutos y medio sin sufrir daños

La reutilización es posible. O eso quiere demostrar Space X, que quiere volver a lanzar uno de sus cohetes. Entre una de las tantas pruebas que realizó la empresa se encuentra el test de fuego de su Falcon 9. En esta etapa el motor del cohete estuvo quemándose durante dos minutos y medio.

Según la NASA Spaceflight, el motor principal del Falcon 9 superó la evaluación y se encuentra en buena forma, cumpliendo con los deseos de la compañía.

El motivo de esta prueba se debe a que Space X quiere, en esta ocasión, poner en órbita al satélite de comunicaciones JCSAT. El primer cohete, que aterrizó con éxito, no es utilizado por la empresa porque Elon Musk lo considera un trofeo.