Protesta en cuatro patas

Perros, gatos y hasta un gallo y una culebra acompañaron a sus dueños en Costa Rica en una marcha para reclamar la aprobación de una ley que castigue el maltrato animal. Mirá la increíble galería de imágenes


Varias organizaciones de defensa de los animales se unieron a la convocatoria este domingo para caminar con sus mascotas un trayecto de menos de un kilómetro, que aún así resultó un reto para algunas de las razas más pequeñas o más peludas que se hicieron presentes. La marcha, que llegó a convocar a miles de personas, tuvo como objetivo reclamar al Congreso la aprobación de una ley que castigue el maltrato animal.

Aunque predominaron los perros de todos los tamaños y condiciones (entre ellos, dos de la unidad canina de la policía que estaba trabajando) también participaron gatos, un gallo y hasta una culebra.

La masiva asistencia resultó ideal para que las organizaciones gestionaran donaciones, se ofrecieran accesorios y alimentos, mientras funcionarios del estatal Instituto Nacional de Seguros aprovecharon para vender pólizas para las mascotas.
Ladro públicamente a favor de mis derechos", decía un pequeño letrero que llevaba al cuello uno de los perros

"Vine porque veo lo inhumano que somos con los animales, tanto con las aves de corral como con todos los demás; no respetamos el derecho que tienen de vivir", dijo Martín Herrera, de 55 años, mientras paseaba en el hombro a su gallo de nombre Coco.

La marcha pretendía presionar a los legisladores para que aprueben alguno de los dos proyectos de ley que esperan en el Congreso y que buscan sancionar el maltrato animal, ya sea a animales domésticos o silvestres.

"En lo que va del año hemos recibido más de 4.000 animales y de esos el 80% llega por maltrato", comentó Sergio González, director del centro privado de rescate de animales silvestres ZooAve, quien aseguró que las personas que maltratan animales son un riesgo para la sociedad.

Señaló que la manifestación ayuda a crear conciencia entre los diputados. "Se han incrementado (los casos de maltrato) en un 300% desde el año pasado", agregó.

"Ladro públicamente a favor de mis derechos", decía un pequeño letrero que llevaba al cuello uno de los perros, muchos vestidos con sus mejores galas para la ocasión, aunque para Mark, el perro policía de raza Bloodhound que acompañaba al oficial Jorge Delgado, estaba prohibido coquetear.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios