Progress caerá este viernes

El carguero ruso llegará a la superficie de la Tierra entre las 07.45 y la 01.36 de Uruguay pero la ubicación del impacto todavía se desconoce
El carguero ruso Progress M-27M, que se desvió de su órbita tras ser lanzado hace una semana con destino a la plataforma orbital, caerá este viernes sobre la Tierra, según anunció hoy la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Según los especialistas de Roscosmos, Progress "se desintegrará" entre las 19.45 y la 01.36 de Uruguay. "La nave arderá completamente en las capas densas de la atmósfera de la Tierra y sólo algunos fragmentos pequeños podrán alcanzar la superficie de nuestro planeta", agregó el comunicado oficial.

De esta forma, la agencia espacial rusa salió al paso de las especulaciones de que entre 700 kilogramos y 3 toneladas de fragmentos de la nave se precipitarán contra la Tierra. En cuanto al lugar de la caída, Roscosmos asegura que lo precisará en las próximas horas, aunque los especialistas pronostican que esa zona será el océano.

Según las predicciones del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD, siglas en inglés), la nave rusa caerá en aguas del océano Pacífico, cerca de las costas estadounidenses, en torno a las 13.30 GMT del viernes. Hace algunos días, se había anunciado que el carguero podría caer en el Atlántico, cerca de Cuba. Lo cierto es que el lugar de la caída puede variar de acuerdo a su trayectoria. El recorrido del carguero espacial puede seguirse en este enlace.

En cielo uruguayo


El astrónomo Gonzalo Tancredi explicó que será imposible saber el lugar exacto en el que Progress caerá ya que se acerca a la Tierra girando de forma descontrolada. La velocidad en que se mueve el carguero va disminuyendo a medida que se acerca a la atmósfera y cuando ingrese a la parte densa se producirá un fenómeno de fluorescencia.

En la tarde de este jueves, Progress pasó por cielo Argentino y se podría haber visto desde Uruguay de no haber sido por el clima nublado. Si bien la nave orbitará sobre la región, no pasará por el cielo uruguayo. Los próximos acercamientos que hará con la región serán a altitudes muy bajas, explicó Tancredi, quien apuntó que solo se podrá ver si se adentra en la atmósfera justo cuando se acerca a la región, momento en el que brillará de forma similar a la luna llena.

Es poco probable que Progress caiga sobre lugares poblados y si impacta contra la plataforma continental el efecto no tendrá grandes proporciones. "En caso que llegue algún fragmento a la superficie, afectará, como máximo, un área de algunos pocos metros en el punto de caída" indicó en su página de Facebook.

Las industria aeroespacial recomendó no infundir pánico entre la población sobre el peligro del carguero de fabricación rusa, que sufre su primera avería en cuatro décadas.  Los cargueros Progress, que se emplean desde hace 35 años, son de los grandes orgullos de la industria aeroespacial rusa, con un historial prácticamente inmaculado: hasta ahora sólo habían sufrido un solo accidente, en agosto de 2011, provocado por un fallo del cohete portador.

El Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia perdió el control del carguero, lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), después de que éste quedara situado en una órbita errónea y dejara de enviar datos a la Tierra debido a que no se desplegaron todas sus antenas.

Todos los intentos por retomar el control de la nave automática, que debía llevar a la Estación Espacial Internacional cerca de 2,5 toneladas de suministros –combustible, oxígeno, alimentos, equipos científicos–, han sido hasta ahora infructuosos.

Comentarios