Programadores uruguayos destacados en TechCrunch

El sitio estadounidense especializado en tecnología seleccionó la propuesta de Dayana Jabif y Agustín Haller como una de las mejores del hackaton que tuvo lugar en Berlín este fin de semana


Viajan por Europa desde hace unos meses. El sitio especializado en tecnología TechCrunch estaba organizando su primer Disrupt Hackathon en ese continente. Son programadores y tenían el tiempo disponible, entonces, ¿por qué no presentarse? Claro, estaban en Barcelona y el evento era en Berlín. Además, el plan era ir al sur de Italia a tomar algo de sol... Sin dudarlo, se subieron a un tren que los llevó a la capital alemana en 22 horas.

Los uruguayos Dayana Jabif y Agustín Haller (de 25 y 24 años, respectivamente) no ganaron los US$ 5.000, pero tampoco participaron del concurso en vano. TechCrunch destacó en un artículo publicado el domingo la propuesta de este equipo celeste, que a su vez son pareja. "Uno de los hackeos más geniales que vimos en el hackathon TechCrunch de Europa fue el construido por dos programadores de Uruguay, que han estado haciendo su camino alrededor del mundo en los últimos meses", publicó el sitio.

Los dos ingenieros en sistemas egresados de la Universidad ORT tuvieron 24 horas para idear y programar su propia aplicación, para luego presentar un demo de la misma en el escenario. En apenas un minuto, el límite de tiempo que impone la competencia, la pareja explicó a una audiencia masiva y al jurado cómo funciona Truly.am.
Amamos la web anónima como es, pero a veces, cuando hacemos cosas personales online, necesitamos un poco menos de anonimato", dicen los desarrolladores en Truly.am

Se trata de una aplicación que permite verificar con quién se está hablando en internet. Por ejemplo, se podría utilizar cuando un usuario está chateando con alguien que no conoce en persona y este le envía una foto, o sea, durante la típica dinámica de un sitio de citas online. Para comprobar que la persona de la imagen es quien dice ser, el usuario puede cargar la  foto en Truly.am junto con la dirección de correo electrónico de quien supuestamente está retratado.  La app le enviará un mail a esta persona, pidiéndole que tome una serie de imágenes con su webcam para "entrenar el algoritmo", explicó TechCrunch.

Utilizando algunas herramientas de HTML5 y la API de reconocimiento facial SkyBiometry, el sistema contrasta las imágenes de la webcam con la que se subió originalmente. Al final, ambos usuarios reciben un correo con el veredicto final. "Amamos la web anónima como es, pero a veces, cuando hacemos cosas personales online, necesitamos un poco menos de anonimato", dicen los desarrolladores en Truly.am, que ya está online para quienes quieran probarla.

Para TechCrunch, el mayor potencial de la herramienta está en desenmascarar a los falsos donjuanes y bellas mujeres que reinan los sitios de citas online y que en realidad no lo son. Los jóvenes, por su parte, dijeron haberse inspirado en su propia experiencia con Airbnb, un portal de alquiler de casas y apartamentos que están usando para alojarse alrededor del mundo.

"Para algunas cosas que hacemos en la red necesitamos menos anonimato y mas confianza, ya sea para comprar cosas por Mercadolibre, como alquilar apartamentos por Airbnb", dijo a Cromo Haller.

De hecho, los jóvenes se inspiraron en Catfish, una película y una serie homónima que se emite en MTV que "cuenta la historia de gente que se conoce en la red y crea relaciones de larga duración sin apenas conocerse, y cómo muchas veces alguno de los protagonistas termina no siendo quien dice ser", explicaron.

Coding around the world


"Nosotros decimos que estamos coding around the world (programando alrededor del mundo), ya que si bien los dos somos ingenieros recibidos, trabajamos freelance para distintas startups y mientras viajamos seguimos trabajando, desde cafés y desde las casas donde nos quedamos", dijo Haller. El programador, quien no se identifica con la etiqueta "ingeniero", agregó: "No estamos ni por estudio ni por trabajo, estamos conociendo el mundo, gente, culturas, y abriendo la cabeza a lo que pueda pasar. Lo que sucedió en la hackathon acá en Berlín es un ejemplo de eso".

Desde que crearon la app el domingo ingresaron a ella cerca de 300 personas el mismo día y unas 720 durante el lunes (asumen que el aumento se debe a al nota de TechCrunch). Incluso, un 8% la probó, subiendo una foto y completando el proceso.
Ganamos muchas cosas que no son tangibles", dijo Jabif

Los programadores aclararon que, como la idea no fue pensada como una startup en sí, es difícil pensar en el próximo paso. Sin embargo, ven atractivo el concepto de autentificar y verificar personas en internet, ya que se puede aplicar desde a las redes sociales hasta habilidades y aptitudes laborales, entre otras.

"Ganamos muchas cosas que no son tangibles. Haber salido en TechCrunch y varios otros portales es un mimo al corazón increíble, que a la gente le haya gustado es genial, y en general la experiencia de haber estado en un evento tan grande y que tu hack sea el centro de atención por unos segundos también lo es. Sin duda logramos lo que vinimos a buscar", aseguró Jabif todavía desde Berlín.

Según la pareja y equipo, la acogida que ha tenido su hack de fin de semana en las ultimas horas ha sido "muy grande": "Están pasando muchas cosas en poco tiempo, algunos mails con propuestas... Veamos hacia donde nos lleva esto".

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios