¿Por qué vender un premio Nobel?

James Watson, uno de los científicos responsables del descubrimiento del ADN, subastará el galardón por una buena causa
Por primera vez en la historia de los premios Nobel alguien va a vender su galardón en vida. Se trata nada menos que del científico que descubrió la estructura del ADN, James Watson.

La razón que lo motiva a subastar el premio es aportar fondos a investigaciones científicas en las que trabajó a lo largo de su carrera. "Estoy deseando hacer más regalos filantrópicos al laboratorio Cold Spring Harbor, la Universidad de Chicago y el Clare College Cambridge, y así seguir contribuyendo a que el mundo académico continúe siendo un ambiente donde prevalecen las grandes ideas y la decencia", explicó en un comunicado citado por la BBC.
Estoy deseando hacer más regalos filantrópicos al laboratorio Cold Spring Harbor, la Universidad de Chicago y el Clare College Cambridge, y así seguir contribuyendo a que el mundo académico continúe siendo un ambiente donde prevalecen las grandes ideas y la decencia", explicó en un comunicado citado por la BBC

Se espera que la medalla de oro, que fue entregada a Watson y a su colega Francis Crick en 1962, alcance un valor de entre US$ 2,5 y 3,5 millones cuando la casa de subastas Christie's la ponga a la venta. Además del galardón, se ofrecerán también los apuntes a mano del científico a la hora de preparar su discurso.

La estructura de doble hélice del ADN fue descubierta por Watson y Crick utilizando resultados del trabajo de Rosalind Franklin y Maurice Wilkins. El descubrimiento es considerado uno de los más importantes de la ciencia moderna, ya que mostró cómo el ADN almacena información y se reproduce, algo que revolucionó la medicina.

La medalla de su colega, Crick, fue vendida el año pasado por US$ 2,2 millones, luego de que su dueño falleciera en 2004. Watson trabajó con Crick durante la década de 1950 y realizaron el descubrimiento que les ganó el reconocimiento internacional en 1953.

"Fue la primera persona que conocí con la que realmente podía hablar”, dijo Watson en 2013. “Conocía a personas, pero no compartían mi convicción de que solo el ADN importaba”.

Populares de la sección

Comentarios