¿Por qué se recalientan los móviles?

Los cambios bruscos de temperatura pueden dañar los dispositivos; aprenda cómo minimizar el impacto del calor
Muchas veces el celular está que pela. El cambio brusco de temperatura puede venir desde el exterior, pero también desde los propios componentes del aparato. Y esto es uno de sus principales enemigos. ¿La posible consecuencia? Daños irreparables: pérdida de rendimiento, un consumo más rápido de la batería, desprendimiento de la pantalla del panel táctil y deformación de las carcasas de plástico.

Aquí una serie de recomendaciones para minimizar el impacto de las temperaturas excesivas.

Cuidado con el sol

La luz solar directa de forma continua sobre cualquier dispositivo electrónico es fatal, ya que los recalienta, arruinando sus componentes. Por eso, el consejo es simple: mantenerlos en la sombra. Hay que evitar dejarlos en el auto, bolso o mochila si están expuestos a la incidencia directa de los rayos de sol; y hay que tener más cuidado el modelo tiene una carcasa metálica. El metal transmite el calor mucho mejor que otros materiales. Según los expertos, la temperatura óptima de un smartphone debe estar entre 0 y 35 grados centígrados.

Atención a los cargadores

Ciertos cargadores de baterías proporcionan más corriente de la que necesita el celular. Es este y no el cargador el que se encarga de transformar la potencia en el voltaje de la batería. Si esta excede lo que el dispositivo puede asimilar, tiene que desecharla de alguna forma y lo hará a través del calor. La recomendación, entonces, es usar el cargador oficial. No está demás desenchufar el celular cuando haya finalizado la carga. Las batería actuales están preparadas para aguantar una sobrecarga, pero esta práctica, si se hace de forma continuada, puede provocar algunos desperfectos. También aumentará la temperatura si lo usamos mientras aún se está cargando, por lo que es mejor evita realizar esta acción.

Control de la temperatura

En las tiendas de aplicaciones existen varias herramientas que se encargan de escanear el dispositivo para conocer su temperatura. Algunas de las apps más populares son System Status Lite y Cooler. Ambas trabajan de la siguiente manera: supervisan el dispositivo en tiempo real y muestran las curvas de cambio de temperatura; si hay sobrecalentamiento, cierran las apps y reducen el uso de CPU.

Cambio de funda

Si la funda es de silicona –o, en general, si es de mala calidad–, es probable que sea la responsable de que el teléfono hierva en sus manos. Los celulares necesitan refrigerarse y la funda puede llegar a impedir que mantengan su temperatura óptima. En verano es recomendable un celular "al desnudo". Pero si le preocupa los posibles daños por golpes o caídas, pruebe con un bumper, una protección que rodea solo el exterior del móvil y deja al descubierto la parte trasera. También es mejor no dejar el celular en lugares con poca ventilación, por ejemplo, debajo de la almohada, sobre todo si está cargando la batería o descargando alguna aplicación.

Uso de apps

Al usar ciertas aplicaciones como puede ser Google Maps o YouTube o juegos con alta calidad gráfica, el dispositivo tiene que mantener la pantalla encendida y estar continuamente conectado a internet. Ese uso intensivo hace que el sobrecalentamiento sea inevitable. Lo mismo ocurre con las aplicaciones que suelen funcionar en segundo plano como redes sociales, navegadores web o el correo electrónico. Para mantener fresco su celular, hay que cerrar cada app después de usarla. También es recomendable reducir el brillo de la pantalla y deshabilitar funciones como Bluetooth o conexión wifi.

Populares de la sección