Por qué no vivir un siglo

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew, la mayoría de los estadounidenses no quiere llegar a los 100 años, porque tal longevidad agotaría los recursos naturales y sería accesible solo a los ricos
Una clara mayoría de los estadounidenses (56%) dijo no querer vivir más de cien años, señalando que tal longevidad agotaría los recursos naturales y sería accesible solo a las personas de más recursos, según un estudio publicado el martes.

Interrogados sobre si estarían dispuestos a someterse a un tratamiento para enlentecer su envejecimiento y vivir hasta 120 años, el 56% respondió negativamente. Sin embargo, el 68% consideró que la mayoría de la gente estaría dispuesta a hacerlo.

Además, una gran mayoría también sostuvo que una prolongación tan radical de la vida "agotaría los recursos naturales del país y estaría reservada solo a un pequeño número de ricos".

Ante la consulta sobre la longevidad deseable, el 69% citó una edad media de 90 años, 11 años más que la actual esperanza de vida de 78,7 años (81 años para las mujeres y 76,2 años para los hombres). Solo el 9% dijo querer vivir más de 100 años.

Actitud frente a la vejez


La encuesta del Centro de Investigación Pew, realizada por teléfono a nivel nacional a 2.012 adultos representativos, examina las actitudes públicas sobre el envejecimiento, la satisfacción personal y el impacto de los avances médicos en la prolongación de la vida.

La caída de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida hacen que la población estadounidense esté envejeciendo rápidamente. Según la Oficina del Censo, uno de cada cinco estadounidenses tendrá al menos 65 años en 2050 y 400.000 serán centenarios.

Algunos futuristas creen posible que haya grandes avances de la medicina en las próximas décadas para detener o revertir el envejecimiento, empujando la longevidad saludable hasta 120 años o más.

Los laboratorios privados y las universidades están realizando investigaciones en este sentido y los líderes religiosos y expertos en bioética comienzan a pensar en las implicaciones sociales y morales de una prolongación significativa de la vida, de acuerdo con Pew, una organización de investigación independiente en Washington.

La encuesta de Pew también sugiere que los estadounidenses no están particularmente preocupados por el progresivo envejecimiento de la población. Casi nueve de cada 10 personas cree que el hecho de que haya más personas mayores puede ser "bueno para la sociedad" o "no hace ninguna diferencia."

Los estadounidenses también parecen generalmente optimistas sobre su futuro, incluso cuando son mayores, según la encuesta: la mayoría de ellos (81%) están satisfechos con sus vidas y sienten que las cosas van a ser aún mejores en los próximos diez años (56%) o no tendrán ningún cambio (28%).

Los adultos jóvenes son particularmente optimistas, pero incluso entre los mayores de 65 años, dos tercios creen que sus vidas mejorarán. Mientras que cerca de 20% de los adultos están preocupados por agotar sus recursos de la jubilación antes de la muerte, más del 57% dijo "no preocuparse innecesariamente."

El público estadounidense también es optimista sobre los principales avances médicos en las próximas décadas: el 70% cree que la mayoría de los cánceres serán curables en 2050.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios