¿Por qué los perros se sacuden el agua?

En apenas 4 segundos, pueden quitarse 70% del agua del pelaje, un hábito a veces molesto pero que tiene su explicación en el proceso evolutivo


Cuando un perro se sacude el agua del cuerpo puede fastidiar a quienes se encuentran a su alrededor pero, en realidad, no hace más que responder a su instinto de supervivencia.

Es que si bien la mecánica por la que los perros se secan el pelaje parece sencilla a simple vista, se trata de un producto del proceso evolutivo de estos animales. Y no son solo los canes. Los felinos, roedores e incluso los canguros y elefantes no pueden evitar retorcerse de pies a cabeza cuando se mojan. Pero, ¿por qué lo hacen?

Secado en cámara lenta


Para entender la razón de este comportamiento, un grupo de estudiantes de ingeniería de Georgia Tech grabó secuencias en ultra alta velocidad, donde pudieron captar detenidamente la manera en que el cuerpo del perro se mueve para secarse.

Según la revista The Atlantic, fue solo de esta forma que pudieron entender por qué el mecanismo es tan efectivo: un perro puede sacudir cerca del 70% del agua de su pelaje en apenas 4 segundos.
Los ingenieros están interesados en nuevas ideas y en cualquier tipo de animal que sea campeón en algo. Los perros son buenos secándose. Cada vez que un animal es bueno en algo, existe una idea que puede ser usada", dijo David Hu, uno de los investigadores

Contrario a lo que se podría creer, la clave no está en la columna vertebral del animal, sino en la piel. Como se observa en el video, el lomo del perro apenas se tuerce: solo puede girar unos 30 grados. Sin embargo, la piel es capaz de moverse más y más rápido, superando por tres la velocidad de la columna.

Al moverse, la piel genera fuerza sobre las gotas de agua, que salen volando del pelaje del mamífero, afirma el estudio publicado en la revista especializada Journal of the Royal Society Interface.

Sacudida adaptada


La sacudida clásica de los perros es una forma con alta eficiencia energética de conseguir un pelaje seco. "Me quito el sombrero biólogo", dijo David Hu, uno de los integrantes del equipo de investigación, quien tiene tanto el título de biólogo como de ingeniero. "Así como el pelaje evolucionó para atrapar el aire caliente entre los pelos, tuvo que desarrollar una manera de mantener lo seco", explicó.

Para evitar la hipotermia en ciertos climas o simplemente para ahorrar energía corporal, los mamíferos deben cecarse lo más rápido posible cuando se mojan.

Si bien el proceso es básicamente el mismo, varía según el tamaño del animal. El equipo de ingenieros explicó que cuanto más grande el mamífero, más lento se secan. A su vez, cuanto más pequeño, más rápido debe moverse para lograr quitarse la misma cantidad de gotas.

Así, un ratón se sacude 30 veces por segundo, mientras que una rata se sacude 18 veces en la misma cantidad de tiempo.

Robótica, una posible aplicación


Hu explicó que “los ingenieros están interesados en nuevas ideas y en cualquier tipo de animal que sea campeón en algo. Los perros son buenos secándose. Cada vez que un animal es bueno en algo, existe una idea que puede ser usada”.

Una posible aplicación de este mecanismo ancestral podría ser para construir mejores robots, dijo Hu: “Tal vez los robots que vayan a Marte en el futuro sean capaces de sacudirse el polvo ellos mismos”.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios