¿Por qué los fundadores de WhatsApp siguen usando sus viejos Nokia?

Pueden permitirse cualquier smartphone del mercado y, sin embargo, siempre llevan estos ladrillos en sus bolsillos. Pero tienen una buena razón
Los dos fundadores WhatsApp, además de llevar siempre encima sus smartphones de última generación, continúan siendo fieles a sus viejos teléfonos no inteligentes de la marca Nokia. Según el diario Financial Times, Brian Acton sigue manejando un Nokia E72, lanzado al mercado en 2009, y su colega Jan Koum guarda en su bolsillo el Nokia E5 desde 2010.

Evidentemente, no creen que estos modelos sean mejores que muchos de los celulares inteligentes que se encuentran ahora en el mercado ni los consideran un gadget vintage. La razón por la que siguen manejando estos Nokia es que, a pesar del enorme crecimiento en la venta de smartphones, los teléfonos tontos siguen gobernando el mundo y no tienen intención de ceder rápidamente su trono.

Ya lo anunció Facebook el año pasado: hasta que los smartphones tengan un precio lo suficientemente asequible para llegar a la mayoría de la población de los países en vías de desarrollo, la gran oportunidad para los creadores de apps está en los dispositivos más básicos. Los últimos buques insignia de Samsung, Apple, Sony o LG poco o nada tienen que hacer en mercados como el indonesio (en el que sólo 1 de cada 5 personas posee un teléfono inteligente) o el indio (donde menos de un 10% de la población tiene un terminal de este tipo).

La mayor red social del mundo tomó nota y lanzó "Facebook for Every Phone" con el objetivo de captar nuevos usuarios. Se trata de una aplicación apta para todos los móviles Java que tiene la misma estética y funcionalidades que la que ofrece para smartphones. En este camino circula ahora Whatsapp, propiedad de Facebook desde febrero.

Aplicaciones del Jurásico


Siguiendo esta filosofía, los fundadores de WhatsApp decidieron que la mejor manera de llegar a los mercados que aún se les escapaban era ir más allá de Android, iOS o Windows Phone y explorar en primera persona las características de estos prehistóricos celulares. Los dispositivos de Koum y Acton funcionan con el sistema operativo S60, el mayoritario en la India, al que Nokia ya no da soporte y en el que, por supuesto, WhatsApp aún no funciona.

El primer paso de la conquista de los teléfonos de estos países pasa por conocer qué aplicaciones de mensajería utilizan estos primitivos terminales. Las más populares son la india Hike (que permite comunicaciones gratuitas entre cualquier teléfono con conexión a Internet) y la sudafricana Mxit (muy popular en todo el continente debido a que, como la anterior, funciona en terminales no inteligentes).

Por otra parte, WhatsApp sabe que la colonización de los mercados de estos países también pasa por asociarse con los fabricantes de los teléfonos locales. Tener de su parte a compañías como la china Xiaomi o la india Micromax, que se 'comen' a sus competidores internacionales en sus países de origen, puede facilitar el aterrizaje de la app. Además, ambos fabricantes tienen intención de convertirse en líderes del mercado del software (de hecho Xiaomi tiene su propio sistema operativo MIUI) y ganarse su colaboración puede ser crucial para hacerse un nombre y un hueco en los smartphones de esos países.

WhatsApp ha comprendido a tiempo que sus futuribles 1.000 millones de clientes no usarán Android o iOS y que mucho menos harán cola durante días para hacerse con el último iPhone. Siguiendo la estela de Facebook saben que la clave para multiplicar sus usuarios pasa por adaptarse a la tecnología local, no imponerla.

 

Vía Expansión.

Populares de la sección

Comentarios