¿Por qué Apple podría retrasar el debut del iPhone 6 hasta 2015?

La espera de los fanáticos del smartphone de la manzana podría prolongarse más de lo previsto debido a problemas de fabricación provocados por el tamaño, materiales y batería del nuevo modelo


 

Los fanáticos de Apple están de luto. Esta semana el analista de KGI Securities Ming-Chi Kuo, conocido por haber proporcionado en el pasado informaciones sobre el iPhone, iPad y iWatch, anunció que los de Cupertino estaban teniendo problemas para fabricar el nuevo iPhone 6 , lo que retrasará su salida al mercado al menos hasta diciembre de 2014 o principios de 2015.

En un primer momento, los rumores apuntaban a que conoceríamos el smartphone más esperado de Apple durante su conferencia de desarrolladores de junio. Aunque finalmente las previsiones no se cumplieron, muchos seguían creyendo que su presentación en sociedad sería en setiembre, como es tradicional, y ya se veían con el teléfono en las manos a finales de este año.

Los problemas de producción


Según Ming-Chi Kuo el principal problema sería el grosor del nuevo iPhone. Al parecer, la búsqueda de un terminal más fino y manejable estaría causando problemas de ensamblaje entre la carcasa metálica y la pantalla táctil. La convivencia armoniosa de ambas piezas está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para Apple sobre todo, según el analista, en el dispositivo de 5,5 pulgadas. Este contratiempo también afectaría al modelo de 4,7 pulgadas, pero sería más fácil de solventar gracias, precisamente, a su menor tamaño.

Además, Kuo explica que la pantalla ultra-resistente de cristal de zafiro, que se puede ver en acción en el video, está dando problemas al no haber pasado todos los test de calidad necesarios salir al mercado aún. Esta cuestión también afectaría a la fabricación de los iWatch que, siempre según los rumores, utilizarían este material.

Una batería más duradera


Una de las peticiones más comunes entre los usuarios de smartphones estaría posponiendo también la llegada del iPhone 6 a las tiendas. Apple podría retrasar el lanzamiento del nuevo teléfono porque se encuentra trabajando, supuestamente, en una batería que durará días o, incluso, más de una semana.

Según el diario británico Daily Mail, los de Cupertino están colaborando con Intelligent Energy, compañía especializada en patentes energéticas y de baterías que ya vende sus productos a empresas de renombre como Boeing o Suzuki. Esta cooperación entre ambas firmas podría traducirse en un iPhone que aguantará mucho más tiempo sin conectarse al cargador, solucionando uno de los puntos débiles de los teléfonos inteligentes de Apple, tal como suele señalar Samsung, su principal competidor.

Eso sí, algunos expertos afirman que esta batería no estará disponible para el iPhone 6, al menos si se quiere lanzar en un plazo máximo de seis meses. Si finalmente el iPhone 6 incluyera esta tecnología, Apple contaría con una gran ventaja competitiva, no sólo por corregir fallos de sus modelos anteriores sino por superar la duración de cualquier otro dispositivo inteligente que se encuentre hoy en el mercado.

Como siempre suele ocurrir con los de Cupertino, todas estas informaciones tienen sus base en rumores y hay que andarse con pies de plomo y no dar nada por hecho hasta que Tim Cook, CEO de la firma, presente al mundo el que probablemente es el smartphone más deseado de este año.

 

Vía Expansión.

Comentarios