¿Por qué en 2050 dormiremos menos?

Estudio afirma que el cambio climático costará seis noches de sueño al año

El cambio climático puede mantenerlo despierto (y no solo metafóricamente). Las noches que son más cálidas de lo normal pueden perjudicar el sueño, especialmente el de los ancianos y el de las personas con menos ingresos.

El estudio dirigido por Nick Obradovich, investigador de la Universidad de California en San Diego, afirma que si no se aborda el cambio climático, las temperaturas en 2050 podrían costar seis noches de sueño insuficiente por cada 100 personas cada año. Para finales de este siglo la cifra podría aumentar hasta 14 noches por cada 100 habitantes.

"No descansar lo suficiente, puede hacer a una persona más vulnerable a enfermedades y patologías crónicas, además de dañar el bienestar psicológico y el funcionamiento cognitivo", dijo Obradovich. Según el científico, este estudio no solo demuestra que la temperatura ambiente desempeña un importante papel en la interrupción del sueño, sino que también muestra que "el cambio climático podría empeorar la situación aumentando las tasas de pérdida de descanso".

Para llegar a estas conclusiones, Obradovich recurrió a datos de 765.000 residentes estadounidenses que entre los años 2002 y 2011 contestaron a una encuesta de salud pública. Después, se relacionaron los datos de noches de sueño insuficiente que los voluntarios reportaron con los datos diarios de temperatura de los Centros Nacionales de Información Ambiental. Por último, se combinaron los efectos de las temperaturas inusualmente cálidas en el sueño, con proyecciones de modelo climático.

Tras el análisis, se reveló que los aumentos anómalos de la temperatura nocturna en 1ºC se traducían en tres noches de sueño insuficiente por cada 100 personas cada mes.