Ponerle un tope a las emisiones de CO2

China y Estados Unidos, los principales emisores de gases de efecto invernadero, presentaron planes para limitar sus emisiones y contribuir así a mitigar el cambio climático
China, el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático, pondrá un tope absoluto a sus emisiones de CO2 a partir de 2016. El objetivo será escrito en el próximo plan para cinco años en China, que entra en vigor en 2016, dijo He Jiankun, presidente del Comité Asesor sobre Cambio Climático de China, en una conferencia en Pekín.

"El gobierno usará dos formas para controlar las emisiones de CO2 en el próximo plan a cinco años, por intensidad y un límite absoluto", dijo.

La iniciativa será la primera ocasión en la que China pone límites absolutos a sus emisiones de CO2, que han crecido un 50% desde el 2005.

El comunicado de He llega un día después de que Estados Unidos, el segundo emisor mundial, anunciara por primera vez planes para recortar las emisiones de carbono de su sector energético, una iniciativa que la administración Obama espera que pueda inyectar impulso a las conversaciones internacionales sobre cambio climático.

Meta estadounidense


El sector energético estadounidense debe recortar las emisiones de dióxido de carbono en un 30% para el 2030 desde los niveles del 2005, según normas federales reveladas el lunes que forman el eje de una estrategia del gobierno de Barack Obama sobre el cambio climático.

La propuesta de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) es una de las leyes ambientales más significativas presentadas por Estados Unidos y podría transformar el sector energético, que depende del carbón para casi el 38 por ciento de la electricidad.

Gina McCarthy, administradora de la EPA, dijo el lunes que entre el 2020 y el 2030 la cantidad de dióxido de carbono que la propuesta reducirá bajo el plan será más del doble que la polución de carbono de todo el sector energético en 2012.

El plan ha sido blanco de críticas de grupos empresariales y muchos legisladores republicanos, así como de demócratas en estados con grandes explotaciones del carbón como Virgina Occidental.

Pero la propuesta parecía menos restrictiva que lo que muchos temían, con metas posiblemente más fáciles de alcanzar debido a que las emisiones de carbono ya cayeron en un 10 por ciento para el 2013 desde los niveles base del 2005, en parte debido al abandono de plantas de carbón en favor del gas natural.

La Asociación Nacional de Fabricantes ha argumentado que el plan afectará a la competitividad estadounidense.

Los precios de las acciones de grandes productores estadounidenses de carbón como Arch Coal, Peabody Energy y Alpha Natural Resources operaban mixtos el lunes, pero ya cerca de mínimos de varios años.

Las casi 1.000 plantas de energía en el país, que representan casi un 40% de las emisiones de carbono estadounidenses, por primera vez enfrentan límites en polución de carbono.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios