Perdidos en la desolación

Fallout, uno de los mejores juegos de rol/acción por turnos, llega a su cuarta entrega; ante su inminente lanzamiento, aquí un repaso a la saga
Con musiquita a tono, que referenciaba de inmediato a viejas canciones de la década de 1940, se nos presentaba un mundo víctima de un holocausto nuclear resultado de una inesperada guerra entre Estados Unidos y Canadá. Pero antes de que llegara a este punto, una avispada empresa crea un sistema de refugios antinucleares que son instalados por todo el territorio, donde se guarece un grupo de afortunados que, a la postre, serán los supervivientes del desastre.

Nuestra aventura puntual comienza cuando, siendo un habitante del Vault 13, que ha nacido allí y nunca ha visto el exterior, se nos encomienda la misión de salir y encontrar un chip imprescindible para la depuración del agua. La supervivencia de nuestro refugio depende de nosotros.

En los páramos

Editado en 1997 por Interplay Enterteinment, Fallout significó, sin la menor duda, un cambio de reglas de juego. Por primera vez, un juego de rol en PC lograba dar la idea real de un universo inabarcable (aunque, en teoría, todo transcurre en el sudeste de lo que alguna vez fue California). Sí, la misión original debería ser el primer objetivo a cumplir, pero perfectamente se puede decidir no hacerla e, incluso, luego de hacerla, el juego continúa. En el camino surgen más y más misiones, aparecen personajes con historias y la sensación de que apenas, solo apenas, el jugador estaba rascando la superficie de un universo tan rico como bien construido y diseñado.

Ante el rutilante éxito, su secuela no se hizo esperar. Fallout II llegó un año más tarde. La historia se trasladaba unos cuantos años adelante y era protagonizada por un descendiente de el o la (siempre se puede elegir el género del personaje) protagonista que –una vez más– debe solucionar un problema relacionado al agua potable.

Con un sistema de juego similar al original, pero que ampliaba aún más las posibilidades y los límites del mismo universo (agregando, incluso un automóvil para volver más veloces los traslados y acortar las distancias), la recepción de los jugadores y la crítica volvió a ser entusiasta. Las posibilidades parecían ser infinitas y el techo del juego, invisible.

Pero entonces llegó Fallout III. Si bien retomó la saga en formato y sistema de juego, el lanzamiento se vio acosado por críticas en cuanto a bugs y errores en animaciones y jugabilidad. La historia comenzaba 36 años luego de la segunda parte y continuaba aventurándose, más y más, en este páramo. Eso, quizá, tampoco ayudó ante un público que en 2008 tiene más expectativas y aspiraciones en cuanto a los juegos de rol y que esperaba más de su más logrado exponente. Lo más resentido fue el cambio de punto de vista: ahora podía cambiarse de la tercera persona tradicional a primera, lo que le daba un confuso aire a first shooter game. Con todo, y apoyado en una masa de fanáticos que le había sido siempre fiel, el Fallout III también resultó ser un éxito en materia de ventas y –con algunas reservas– de críticas.

Este universo posapocalíptico se complementa con algunos spin-off lanzados en el intervalo del II y III, todos con buena aceptación: Fallout Tactics: Brotherhood of Steel (2001) que incluía por primera vez el sistema multijugador y Fallout: Brotherhood of Steel (2004) que fue la llegada del juego a las distintas consolas. En 2010 se lanzó como juego independiente de la saga Fallout: New Vegas que presentaba todo un nuevo universo de locaciones y personajes.

fallout5col.jpg



La nueva apuesta

Ahora, Fallout busca demostrar que sigue tan vigente como siempre con su cuarta entrega oficial (dentro de la saga iniciada por el primer juego). Anunciada su edición para noviembre de este año para PC, PlayStation 4 y Xbox One, Bethesda Studios, diseñadora de la saga a partir de la tercera entrega, ha dejado entrever algunos de los detalles que conformarán este nuevo lanzamiento: se mantendrá la resistida opción del cambio entre primera y tercera persona, pero se hará mucho hincapié en la creación del personaje, proponiendo por primera vez la opción verdadera de generar protagonistas bien distintos entre sí.

En cambio, la historia no dará ningún salto en el tiempo, ya que se ambientará en épocas similares a las de Fallout III, pero se recorrerán zonas inéditas como Boston y otras regiones de Nueva Inglaterra.
Por lo que se ha mostrado hasta el momento en la web, Fallout IV se ve excepcional. Con todo, y este es un claro comentario de alguien que ha envejecido, no se nota ya ese sabor característico, ese tono distinto, que hizo de Fallout allá por 1997 uno de los mejores juegos que se podían jugar. Habrá que ver y esperar.

Populares de la sección

Acerca del autor

Rodolfo Santullo